Progreso Network

Comentario, 5 de diciembre, Jos Algra

Después de tocar fondo en 154 centavos, el gráfico diario dio una señal de compra por primera vez en tres meses y generó una ganancia de más de 20 centavos, al tocar 174.35, pero duró poco tiempo y regresó mucha de la ganancia, cerrando el viernes en 162.60 centavos.

Detrás del aumento del precio está la creciente preocupación por la cosecha en Brasil. Después del optimismo por la buena floración, que en combinación con el pesimismo sobre la economía mundial y el consumo de café, hizo colapsar el precio en la bolsa de Nueva York, resurgen las dudas sobre el volumen que va a producir Brasil en la cosecha 2023/24, debido a la falta de lluvias entre marzo y septiembre.

El departamento de agricultura de Estados Unidos USDA bajó su estimación de la cosecha 2022/23 en Brasil de 63.4 a 62.6 millones de sacos, que es otro facto de apoyo para el precio del café.

Sin embargo, el dólar se fortaleció y los inventarios certificados de la bolsa de Nueva York están subiendo, lo que es negativo para el precio. Hace un mes los stock certificados habían bajado a 383 mil sacos, el viernes había 609 mil sacos certificados y 445 mil pendientes de calificar.

Soportes: 160 y 154. Resistencias: 164 (eje), 174.35, 178.2 y 188.5.

Según analista Maya Wallengren la sequía acumulada de este año en Brasil está teniendo impacto en el desarrollo de los granos y lo compara con la sequía de 2014-15, que hizo subir el precio en Nueva York de 100 a 200-220 centavos. Ella pronostica una cosecha de entre 50 y 56 millones de sacos. Wallengren siempre es muy conservadora en cuanto al volumen de producción en Brasil, parecida a la posición de CONAB. El promedio de los pronósticos es de 58.9 millones de sacos.

FAS USDA publicó su pronóstico de cosecha 2022/23 de Brasil el 21 de noviembre. Debido a la falta de lluvia este año la producción de arábica se reducirá a 39.8 millones de sacos, contra 41.5 millones en su pronóstico anterior en junio, pero 3.4 millones de sacos más que en 2022/23. El pronóstico de la producción de robusta se mantiene en 22.8 millones, 1.1 millones más que la cosecha actual. El volumen de producción total aumentará 3.5 millones de sacos, de 58.1 a 62.6 millones en 2023/24.

Los inventarios finales de esta cosecha se estiman en apenas 540 mil sacos (pronóstico junio 2.2 millones), contra 4.4 millones la cosecha pasada. Las exportaciones bajarán de 40 millones en 2022/23 a 36.6 millones en 2023/24. El consumo doméstico son 22.5 millones de sacos.

El pronóstico de FAS USDA para Vietnam en 2022/23 son 30.2 millones de sacos contra 30.9 millones en el pronóstico de junio y 31.6 millones la cosecha pasada, una disminuición de 1.4 millones de sacos. Los inventarios iniciales de esta cosecha 2022/23 son 4.9 millones y los finales 4.7 millones y las exportaciones se mantienen en 27.7 millones de sacos. El consumo doméstico son 3.3 millones de sacos.

FAS USDA redujo su estimación de cosecha 2021/22 en Colombia de 13 millones en junio a 11.8 millones de sacos ahora en noviembre y el pronóstico para 2022/23 de 13 a 12.6 millones de sacos, un aumento de 800 mil. Lluvias excesivas siguen afectando la producción, que en cosechas anteriores alcanzaba más de 14 millones de sacos. Gracias a importaciones por 2.1 millones, las exportaciones aumentarán ligeramente de 12.4 a 12.7 millones de sacos.

La producción de café en Indonesia aumentará de 10.6 a 11.4 millones de sacos y las exportaciones de 7.4 a 7.8 millones, mientras el consumo doméstico se mantiene en 4.8 millones de sacos.

Guiándonos por los pronósticos de estos 4 países, que juntos representan cerca de 70% de la producción mundial, la oferta de café aumentará 4.7 millones de sacos el año que viene. Contra un déficit de café arábica estimado en 7.5-10 millones de sacos esta cosecha, la oferta aumentará en 4.2 millones de sacos, por lo que el déficit continuará. No se espera un cambio significativo en la demanda y con estos pronósticos no parece probable una mayor caída de los precios internacionales desde el punto de vista de los fundamentos de oferta y demanda.

La caída del precio en el mercado internacional parece más inducida por una sobre reacción de los fondos, que cambiaron de una posición neta larga de hasta 30 mil contratos a una neta corta de más de 20 mil contratos. No han agregado nuevos cortos en las últimas semanas, sino bajaron su posición neta corta en 1,894 contratos a 22,559 la semana pasada, una posición no vista desde julio 2020.

Café es la materia prima con el mayor deterioro en el precio este año, lo que da espacio para una corrección a un aumento del precio en los próximos meses, dependiendo de los factores macroeconómicos y el sentimiento en los mercados financieros.

La inversión del mercado ha desaparecido, pero posiciones futuras todavía no han recuperado el nivel de premio normal de cerca de 1 centavo por libra por mes.

Se tiene noticias de productores que no fijaron a tiempo los contratos que tienen cuando el precio comenzó a bajar en septiembre-octubre, esperando una recuperación del precio. Café acopiado cuando el precio en Nueva York estaba en 210-220 centavos y precios de acopio muy altos, están enfrentando una pérdida cuantiosa con que van a entrar la próxima cosecha. Se reportan incumplimientos de contratos con volúmenes importantes.

Vistas: 337

Sobre

© 2023   Creada por Rodolfo Carmona.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio