Progreso Network

Comentario,15 de mayo, Jos Algra

Martes 10 de mayo el precio de la bolsa de Nueva York tocó su nivel más bajo en 6 meses, con 202.30 centavos. Miércoles 11 noticias sobre un frente frío en Brasil hizo disparar el precio hasta 220 centavos. Sin embargo, el frente frío llegó hasta el sur de Paraná y no Minas Gerais, el mayor productor de café, y es muy temprano para una helada en Brasil, que normalmente se dan en los meses de junio a agosto. El temor desvaneció y el precio volvió a bajar, para cerrar en 213.90.

El precio de café ha bajado de la banda de 210-235 a 200-220 y la posibilidad de que vuelva a subir pronto es incierta. Los fondos siguen liquidando largo y agregando cortos, en la quincena han bajado su posición con más de 9 mil contratos a 13,372 neto largo, contra más de 50 mil en febrero, cuando el precio tuvo su mayor auge.

En lo fundamental no ha cambiado gran cosa, seguimos con la duda qué pesa más, la recuperación del consumo pos-COVID-19 y el impacto de la sequía y helada en Brasil el año pasado o las secuelas de la guerra en Ucrania y el panorama macroeconómico con altos niveles de inflación.

El interés abierto ha aumentado unos 19 mil contratos a 271,276 el martes pasado, indicando mayor ánimo de los operadores. Los comerciantes agregaron más de 13 mil contratos a sus posición larga en la quincena, que indica que los tostadores han aprovechado la baja del precio para fijar más contratos. Su posición corta solo ha subido 10 contratos, quiere decir que productores y exportadores están a la espera que el precio vuelva a subir. El volumen diario ha aumentado también, de un promedio de 26 mil al inicio de mayo a 42 mil en la última semana.

No va a ser fácil que el precio vuelva a los 220 para tratar de romper las resistencias de 230 y más, pero los fondos pueden aprovechar una oportunidad para generar un rally del precio, sobre todo cuando nos acercamos a la época de heladas en junio.

Soportes: 212.7, 209.65-209.95 y 202.3. Resistencias: 220, 230 y 237.7.  

Ante la baja del precio en Nueva York, los diferenciales de varios orígenes se han puesto más firmes. Honduras SHG se oferta a +45 y HG a +35. Perú dio un brinco y se puso a la par: Gr.2 +32, Gr.1 +42. Guatemala SHB ha subido a no menos de +80. Algunos traders no dan precio o solo a solicitud de un comprador interesado. Colombia Excelso ha subido 2 centavos a +71/+72 y Supremo +77. Nicaragua SHG brincó también y se ofrece entre +33 y +40, dependiendo del trader. Costa Rica SHB se mantiene en +83 y Tarrazú cuesta 10 centavos más.

Los diferenciales para naturales de Brasil han subido 2-3 centavos en la última semana. 2/3 scr. 17/18 FC se oferta a -4/-1 y 3/4 scr.14-16 GC a -11/-7. En robusta también se nota. Las más cotizadas de Uganda e India tienen un buen premio actualmente. Uganda scr. 15 se cotiza ahora en +270/+300 y India Cherry AB pasó de un descuento de -100 al inicio del año a un promedio de +325. Vietnam Gr.2 5% ha salido de -300/-400 hace 5 meses a entre -90 y -180. Indonesia EK-1 Gr. 4 80 def. se mantiene en -170/-180.

Como he explicado en mis blogs en Beyco sobre diferenciales, estos se mueven por varias razones. Una es para compensar fluctuaciones en la bolsa. Si el precio en Nueva York o Londres se baja por especulación, los diferenciales tienden a subir, como estamos observando ahora. Otra razón puede ser que una escasez de un origen en particular.

En Brasil casi no hay movimiento en el mercado local y las ventas para exportación bajaron ya antes de la última caída del precio. Las exportaciones de café en abril bajaron 26% comparado con marzo, a 2.8 millones de sacos.

Centroamérica ha vendido casi todo y en Honduras las exportaciones se desplomaron en abril con 30% menos volumen que hace un año.

En Colombia 14 meses de lluvia continua por La Niña han afectado la producción; en abril se produjo 750 mil sacos, 14% menos que el año pasado, la exportaciones de abril bajaron a 840 mil, 18% menos que el año pasado. Los mayores problemas se dan en el norte y el centro. Quizás los departamentos del sur (Huila, Tolima, Cauca) pueden compensar un poco la gran baja que se espera en el Eje Cafetero (Caldas, Risaralda, Quindío) en la mitaca (media cosecha). En Antioquia, el segundo departamento más importante en volumen, la baja puede ser hasta más de 35%. En el norte solo hay 1 cosecha. Extrapolando las cifras actuales, se puede esperar una reducción de la producción de 2 millones de sacos esta temporada.

Queda Perú, con un potencial de 4 millones de sacos. La cosecha ha comenzado, pero los precios de acopio se están disparando en varias regiones. Mucho café certificado que no se oferta a nivel comercial y mucha competencia, los diferenciales se están disparando.

Las exportaciones de café de Vietnam bajaron 25% en abril a 2.6 millones de sacos. Igual que en Brasil los productores han vendido a buenos precios y ahora se ponen a la espera.

Diferenciales firmes, ¿pero cuánto realmente se está vendiendo a estos diferenciales? Los tostadores han comprado y fijado mucho café y si tienen necesidad, pueden comprar café certificado en la bolsa, que tiene un diferencial mucho más barato (nivel para Honduras y muchos otros países). La pregunta es también si estos diferenciales son relevantes para ventas a futuro de café cosecha 2022/23. Mucho dependerá de la oferta y demanda de los diferentes orígenes y qué va a pasar con el precio en la bolsa.

Después de Perú FAS USDA, el servicio de exterior del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, ha publicado reportes anuales de oferta y demanda de café en Nicaragua y Costa Rica.

El pronóstico de Nicaragua para la cosecha 2022/23 es que va a producir los mismos 2.7 millones de sacos, de los cuales 120 mil son de robusta. La emigración de nicaragüenses, que normalmente trabajan en la recolección de café, puede causar problemas. Las exportaciones quedarán prácticamente iguales en 2.5 millones. El principal destino es Estados Unidos con más de 1 millón de sacos, seguido por Bélgica con 330 mil El consumo doméstico (1.5 kg per cápita) serán los mismos 160 mil sacos, 50% café soluble, 50% tostado y molido.

FAS USDA resalta que debido a la situación política falta financiamiento y se bajan las inversiones, no obstante los buenos precios actuales. No se aplican los insumos para una producción óptima los productores no renuevan sus cafetales después de 15-20 años, lo que puede afectar la productividad en años venideros. Sin embargo, hay opciones para mejorar las condiciones de venta, gracias a la buena calidad del café que tiene una alta demanda. 72% del área sembrada de 140 mil hectáreas es con caturra. Menos de 5% de las fincas cuenta con alguna certificación.

La producción de café en Costa Rica ha bajado de 1.8 a 1.4 millones de sacos y la cantidad de productores de 50,631 a 27,393 en los últimos 10 años por prolongados períodos de bajos precios, falta de inversión y baja en la productividad, envejecimiento y altos precios de tierra cerca de zonas urbanas. La cosecha pasada fue la más baja en 50 años con 1,275,000 sacos, 14% menos que el pronóstico. En 2022/23 se espera un ligero aumento de 90 mil sacos, pero la salida de trabajadores de Nicaragua, que son la fuerza de trabajo principal para levantar la cosecha, puede causar problemas.

Para compensar la baja de la producción, los productores se han enfocado más en producir café de alta calidad y micro lotes que venden a precios a distancia de la bolsa de Nueva York. El precio promedio en dólares por saco en 2019/20 fue de 261.3 (202.6 $/qq), en 2020/21 265.4 (203.5) y en 2021/22 a abril 328.9 (252.2). Mucho de este café se procesa en micro beneficios.

El consumo doméstico es alto para la región y se pronosticó en 485 mil sacos en 2020/21, pero bajó a 400 mil o menos en 2020 y 2021, debido al lockdown y la ausencia de turistas. Para esta nueva temporada se espera una recuperación a 420 mil sacos. Costa Rica importa 160-180 mil sacos de café de Nicaragua y Honduras para el consumo doméstico y así exportar su propia café a premio.

Vistas: 374

Sobre

© 2022   Creada por Rodolfo Carmona.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio