Progreso Network

Comentario, 28 de agosto, Jos Algra

Impresionante el avance del precio en Nueva York, desde la base de 210 hasta 242.95, para cerrar el viernes en 238.10, el nivel más alto desde febrero, cuando llegó hasta los 260 centavos. Influyó el primer día de notificación (First Notice Day FND) el 23 de agosto, en este caso porque los tostadores esperaron que se bajara el precio, no sucedió y no tuvieron más remedio que fijar sus contratos y hacer subir los precios aún más.

Detrás del rally está la preocupación por la nueva sequía en Brasil y particularmente en Minas Gerais, donde se produce el 30% del café arábica del país que va a afectar la producción en la cosecha 2023/24.

También hay noticias que la producción en Brasil en esta temporada es menor de lo estimado (promedio 59.7 millones de sacos), debido al tamaño menor de los granos, y que la calidad es menor de lo esperado.

Al mismo tiempo se reporta un crecimiento de la demanda doméstica en Brasil y una reducción de las exportaciones.

El fortalecimiento del real brasileño ante el dólares otro factor de apoyo para el precio de café. De casi 5.50 reales el 21-22 de agosto, el dólar ha bajado a menos de 5.07 en el cierre del viernes. Influye en esto que Bolsonaro está ganando popularidad en las encuestas.

La tendencia es al alza y la señal de compra que se dio en el gráfico diario el 27 de julio no se ha revertido, pero el mercado está sobrecomprado y necesita consolidarse en los próximos días.

Soportes: 225.05 (MA200), 218.45-218.75 (eje), 209.45-210, 200 y 192.30. Resistencias: 240.6, 242.95, 248.65, 254.50 y 260.45.

Los fondos están aumentando sus posiciones netas largas de nuevo en las últimas 3 semanas, a 23,777 contratos, en señal de renovar su interés en invertir en café por ver perspectivas de un aumento del precio. Viendo el desarrollo del precio desde martes, cuando se cortó el reporte de Commitment of Traders, se puede esperar un fuerte aumento de sus posiciones largas y liquidación de cortas. Los Fondos de Índice también han regresado con nuevas largas y liquidación de cortas, para una posición neta larga de 42,120 al martes.

Si analizamos el gráfico diario, parece que se está formando una bandera (flag). Durante 3-4 días hubo un fuerte aumento del precio, promovido por la compra de casi 200 mil contratos. Se desaceleró el jueves y el precio retrocedió ligeramente el viernes.

Este patrón es típico para una bandera. Especuladores ven una oportunidad de comprar barato (el precio cayó debajo de 210 centavos) y en poco tiempo mandan el precio para arriba (más de 240 centavos), con un buen volumen (200 mil contratos). Este es el mástil, caracterizado por volumen de compras y alza del precio.

Cuando el mercado llega a sobrecomprado, sigue una fase de consolidación en que los especuladores liquidan parte de la posición larga y el precio baja. Ese movimiento del precio forma la bandera. La baja del precio durante unos días atrae a otros especuladores, que quieren aprovechar para comprar e irse al raid con el alza, se junta más volumen y se reinicia el rally. Vemos que en estos días el interés abierto (Open Interest OI) subió casi 10 mil contratos a 193,278 el jueves, que sigue siendo un nivel relativamente bajo, así que hay espacio para agregar más compras de contratos.

Este patrón lo vimos también en 2014, cuando una fuerte sequía en Brasil mandó el precio en poco tiempo de 120 a más de 200 centavos. Vamos a ver si se confirma la formación de la bandera en estos días y qué consecuencias va a tener en esta ocasión, porque el precio ya está muy alto, en buena parte por las sequías y las heladas en Brasil del año pasado.

Tanto Cooxupé, la cooperativa cafetalera más grande del mundo, como la agencia Safras & Mercado y varias casa comerciales dijeron que la cosecha 2022/23 viene más bajo de lo pronosticado originalmente, pero sin dar cifras de ajuste. Algunos analistas opinan que a producción de arábica es la mitad de lo que se produce en un buen año. En la temporada 2020/21 Brasil produjo una cosecha récord de cerca de 70 millones de sacos, de los cuales casi 50 millones eran arábica. El promedio de las estimaciones de esta cosecha es 59.5 millones de sacos, con 38-39 millones de arábica.

59.5 millones es unos 10 millones de sacos menos que el potencial de cerca de 70 millones que tenía esta temporada, pero que se echó a perder por las sequías y las heladas el año pasado. Si la baja es aún mayor, el déficit mundial que se estima actualmente en 7.5-10 millones de sacos, va a ser aún mayor, y el precio se puede disparar más. El mayor déficit está en arábica, pero la producción de robusta en Vietnam bajará la cosecha que viene y los productores están vendiendo los pocos inventarios que tienen todavía.

Los diferenciales de muchos cafés se han suavizado un tanto en la semana y ha aumentado el volumen de venta en Brasil y Colombia. En Centroamérica se está tanteando los diferenciales para la próxima cosecha, pero el volumen de venta está muy bajo todavía. Los precios para el poco café que resta de esta cosecha siguen muy altos. En Perú la demanda se centra más en los cafés certificados y los diferenciales no han bajado, no obstante el aumento del precio en Nueva York.

Los precios internos en Vietnam han llegado a su nivel más alto en 11 años y parece que los productores han estado sacando sus últimos inventarios a la venta, para aprovechar los buenos precios. Los exportadores han bajado la compraventa a futuro por la volatilidad del precio y el temor de defaults.

Los inventarios certificados de la bolsa de Nueva York cayeron a su nivel más bajo en 23 años con 571,580 sacos a mediados de agosto, pero volvieron a subir hasta 658,857 sacos el viernes. Habían 132,691 sacos pendientes de certificar el viernes, que quiere decir que se está recertificando mucho café, para evitar de que salga penalizado por añejo. Se ha certificado unos 190 mil sacos en lo que va de agosto, pero la demanda de café certificado evita que aumente mucho el volumen en bodega.

Cifras de la European Coffee Federation ECF indican que los inventarios de café en Europa han subido entre enero y junio 2022 1.8 millones de sacos a 13.6 millones. El 59% del aumento es robusta, 21% naturales y 20% lavados. Los inventarios en Estados Unidos subieron en el mismo período 205 mil sacos a 6.05 millones de sacos.Los tostadores van a necesitar estos inventarios cuando entran a la temporada de invierno, cuando hay mayor demanda de café.

El crecimiento en la demanda doméstica en Brasil se siente sobre todo en robusta, porque los tostadores han aumentado el porcentaje en las mezclas, por la gran diferencia en precio entre ambos cafés. El volumen promedio de exportaciones mensuales de robusta este año es de 133 mil sacos, contra 335 mil mensuales el año pasado.

Vistas: 562

Sobre

© 2023   Creada por Rodolfo Carmona.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio