Progreso Network

Comentario, 24 de julio, Jos Algra

Gran susto cuando el precio del café en Nueva York cayó debajo de 200 centavos y el 14 de julio no menos de 12.05 centavos a 195.30, después de 194.60. Es el nivel más bajo que hemos visto desde principios de octubre. Los tostadores aprovecharon la caída para fijar muchos contratos, guiándonos por el aumento de las posiciones largas de los comerciantes en 9,932 contratos durante la última quincena.

El principal culpable de esa caída en mi opinión es el fortalecimiento del dólar, refugio en tiempos de crisis y de guerra para los grandes capitales, contra un trasfondo de pesimismo sobre la economía mundial. El dólar se puso a la par del euro por primera vez en 20 años y ante el real brasileño subió hasta 5.44. Con más de 66% de la cosecha en Brasil levantada un gran incentivo para los productores de vender más café.

Gran alivio en los siguientes días, porque el precio del café se recuperó arriba de 218 centavos. Pero el viernes otra vez el susto, el precio se desplomó 9.15 centavos, para cerrar en 206.70. De nuevo podemos apuntar al dólar como principal sospechoso. Subió ante el real a 5.49, lo cotización más alta en más de 6 meses.

Soportes: 202.40 y 194.60. Resistencias: 216 (eje), 218.60, 230, 237.10 y 241.75.

Con estas caídas del precio pareciera que el sentimiento en el mercado está cambiando, como que la sensación de una escasez de café está desvaneciendo poco a poco. Sin embargo, el mercado de Nueva York sigue fuertemente invertido con descuentos de unos 4 centavos para posiciones posteriores y en total 13.80 centavos de septiembre 2022 a septiembre 2023 este viernes, indicando que en el corto a mediano plazo hay escasez de café arábigo. Se habla de un déficit de 7.5-10 millones de sacos en arábigo en esta cosecha. El mercado invertido reduce el ánimo de vender a futuro, el comercio se concentra en ventas para embarques cercanos.

Los grandes especuladores están liquidando posiciones largas y aumentando cortas. En 15 días han bajado su posición neta más de 10 mil contratos a 13,524 largo. Los fondos de índice están haciendo lo mismo, bajaron su posición neta larga 7,499 contratos a 36,545 contratos. Al contrario de los especuladores tradicionales, los fondos de índice solo especulan hacia arriba a mediano-largo plazo y normalmente rebalancean sus carteras una vez al año, en diciembre-enero. El hecho de que están liquidando largos, quiere decir que están perdiendo la confianza que el precio de café se va a sostener en los próximos meses.

El gráfico diario está en señal de venta desde el 23 de junio y a corto plazo una baja del precio parece más probable que un aumento, la barrera psicológica de 200 será la primera meta a romper. Además, hemos entrado en época de verano en el norte, cuando tradicionalmente el consumo de café baja y muchos tostadores van de vacaciones, bajando la demanda de café.

Ante la caída del precio en Nueva York los diferenciales se han hecho más firmes todavía, sobre todo los de Brasil y Perú, que son los cafés en cosecha en este momento. Se reportan diferencias significantes entre un exportador y otro, dependiendo de la necesidad de liquidez que tienen. Los diferenciales para cafés certificados Rainforest en Brasil subieron 4-12 centavos a +12/+13 parejo para las diferentes calidades. La cosecha en Perú viene tarde y baja y es peleada por los compradores, con precios internos muy altos. Se reporta robo de camiones con café en camino a ser procesado.

El Banco Central de Europa ha subido la tasa de interés por primera vez en 11 años, de 0% a 0.5%, para frenar la inflación. Esta medida debe de fortalecer el euro y restar fuerza al dólar, lo que es positivo para el precio de café, pero por lo pronto el efecto ha sido limitado, el euro se fue de par a 1.02 dólares.

Los inventarios certificados de Nueva York siguen bajando, a 705,727 el viernes, 355 mil sacos menos que al 31 de mayo. Sin embargo, los inventarios de café verde en Estados Unidos reportados por la Green Coffee Association siguen subiendo, a 6,050,084 en junio. Los cafés certificados contra Nueva York son baratos comparado con los diferenciales que se pide en origen. Mucho de este café es de Brasil recién certificado y que ha mantenido bien su calidad. La reducción de los inventarios certificados presenta un soporte para el precio.

Las exportaciones de café de Brasil alcanzaron 2.8 millones de sacos en junio, 9% menos que junio 2021. El volumen total exportado en la temporada 2021/2022 (de julio a junio) fue de 39.3 millones de sacos, 14% menos que el récord de 45.7 millones en la temporada pasada. Un reporte de Cecafé señala que los cafés diferenciados representan el 17% de las exportaciones y generan un premio de 23% sobre el precio promedio de los cafés comerciales.

Las exportaciones de Vietnam sumaron 2.4 millones de sacos, 13.2% más que junio 2021. El acumulado de los 9 meses de esta cosecha son 22.4 millones de sacos, 19.2% más que la cosecha pasada.

Las exportaciones de Colombia llegaron a 939 mil sacos en junio, 5% más que en junio 2021. El volumen total se mantiene alrededor de 12.5 millones de sacos, más de lo que se produce, gracias a las importaciones de otros países, particularmente Brasil. El incumplimiento de contratos fijados a futuro por los productores cuando los precios estaban bajos, podría afectar el volumen de exportación. Desde el año pasado se maneja la cifra de 1 millón de sacos en default (lean El Gran Default). El volumen de producción en la mitaca fue bajo, 951 mil sacos en junio, 10% menos que el año pasado.

Vistas: 316

Sobre

© 2022   Creada por Rodolfo Carmona.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio