Progreso Network

El toro y el oso

Comentario, 30 de septiembre, Jos Algra

Parece el título de un cuento, pero son los términos que se usan en inglés, para indicar el sentimiento del mercado: toro es optimista, oso es pesimista (fíjense cómo atacan). ¿Cómo interpretar lo que pasó con el mercado esta semana? ¿La baja de 198 a 180 significa que ya tocamos el techo este año o es una corrección para volver a la carga? Nunca sabemos si el mercado ha tocado fondo o techo hasta que haya pasado un tiempo, ya yendo en la otra dirección. Necesitamos varias sesiones con cierres debajo de 180 o arriba de 185-187 para que se defina el rumbo, fíjense en ese nivel. Sin embargo, hay formas de analizarlo y entender mejor las tendencias del mercado, un ejemplo:

Volumen e interés abierto: Si uno entiende que los movimientos a corto plazo son sobre todo especulativos, es importante ver en qué medida se especula. Volumen es la cantidad de contratos por día. Interés abierto es el total de contratos sin cerrar, expuestos a los movimientos del precio. Se publica todos los días. Cada viernes sale el reporte “commitment of traders” (COT), desglosando el interés abierto por tipo de operador en la bolsa, para que se pueda ver en qué medida los especuladores están largos (compran el mercado, especulando que suba) o cortos (venden el mercado).

El volumen promedio de Nueva York entre 1990 y 2000 fue 8,700 contratos diarios y el interés abierto unos 40,000, contra respectivamente casi 20,000 y más de 130,000 en los últimos 5 años; indica claramente que el mercado se ha vuelto mucho más especulativo. En el reporte del COT se ha creado una nueva categoría llamada “Index Traders”, que solo especulan comprando el mercado. Les adjudican en buena parte el alza de las materias primas de los últimos años y desde septiembre 2009 hay regulaciones más estrictas. En marzo 2008, con la burbuja de las materias primas (revisen las gráficas) el COT combinado (futuros más opciones) llegó a 284,000 contratos, se desplomó a 140,000 en noviembre y 111,000 en agosto 2009. Después de junio subió a 235,000 y ahora gira alrededor de 200,000 (de a $ 5,500 por contrato + márgenes, imagínense cuántos millones son).

El martes el mercado subió de nuevo, hasta casi 190, con las noticias sobre fuertes daños por las lluvias en México y Centroamérica, apoyado con el debilitamiento del dólar. Sin embargo, el volumen fue poco (18,400 contratos), más si lo comparamos con los 110,000 del 11 de junio, cuando se inició el “rally” actual. No se pudo consolidar arriba de 185-187 y regresamos a probar el soporte de 180. El interés abierto había subido hasta 175,000 desde junio, ahora anda por los 140,000 contratos.

¿Si volumen e interés abierto son moderados en comparación con marzo 2008 y desde junio, porqué sube y baja tanto el mercado? Porque los tostadores fijan debajo de 180, poniendo un piso firme, y Brasil fija cada vez que el mercado suba, pero el resto de los productores está a la espera, viendo qué pasa con el mercado, los diferenciales y sus cosechas. Así con poco volumen los fondos pueden mover relativamente fácil el mercado y volver a intentar romper la resistencia de 200, pero sin mucha fuerza.

Si logran vencer la resistencia de 200 y se confirman los daños desde México hasta Colombia y en otras partes del mundo, el mercado puede llegar a 220-230 y más por un buen rato. Colombia reporta 300,000 hectáreas con roya por exceso de humedad, un tercio del área sembrada, afectando sobre todo a los productores más pequeños.

Vistas: 34

Sobre

© 2019   Creada por Rodolfo Carmona.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio