Progreso Network

Quien siembra café piensa en el largo plazo, quien funda una cooperativa...

Del 14 al 17 de abril en el Georgia World Congress Center – Atlanta se realizó la feria de la Specialty Coffee Association of America. La isla de Perú ha sido la mejor organizada de los últimos tiempos, la representante de Promperú ha estado dando las indicaciones. Hubo degustación de los mejores cafés, espacio para las reuniones Se ha catado de acuerdo a las zonas de producción: norte, centro y sur, también por zonas se ordenó la oferta, organizaciones junto a los privados ofreciendo cafés gourmet, verificados y/o certificados, sostenibles, orgánicos y comercio justo. Todo bien, menos la demanda.

En la mañana del 14, Paul Rice de Fair Trade USA publicó las cifras del 2015 que confirman que Perú ha sido desplazado del primer lugar como origen de cafés Comercio Justo, el mercado creció 9%, Perú no sólo pierde en el % de las importaciones, sino que el volumen también es menor. FLO comunicó que en Perú hay varias organizaciones descertificadas. Pasamos de la palestra al banquillo de los acusados.FLO está auditando cooperativas en un papel que hace recordar a nuestro tristemente célebre Jurado Nacional de Elecciones, muchas han sido descertificadas, varias han vuelto al sistema, algunas están en camino, con los exportadores al parecer “todo está conforme”. 

Perú se ganó un espacio en el mercado internacional con su apuesta por los cafés de alta calidad, preferentemente orgánicos para el comercio justo. Ese esfuerzo fue liderado a pulso por las cooperativas. En el principio cuando el comercio justo fue “Sólo para los pequeños productores” las cooperativas se fortalecieron; cuando cambió a “Comercio justo para todos” pusieron a competir grandes con pequeños, exportadores privados con cooperativas se agudizaron los problemas.

Las cooperativas han tenido sus deficiencias y errores, pero al ingresar los grandes al comercio justo quedaron expuestas. Así se explica en gran medida la crisis que puede terminar con Cocla y tiene en apuros a La Florida, además que muchas recientemente formadas, van a morir sin haber nacido para en el mercado internacional.

Algunos de los problemas son:

-          Caudillismo, los dirigentes que se enquistan en el poder y organizan grupos que les permitan seguir teniendo el control.

-          Pérdida de la identidad de los socios, a veces para cumplir con embarques se recurre a los acopiadores, quienes llegan a tomar el control de la asamblea y a partir de allí trabajar sólo para sus intereses.

-          No sincerar las cifras y para contentar a los socios con más dinero se hipoteca propiedades o se vende la cosecha por venir. La deuda y los intereses se hacen impagables.

-          Realizar grandes inversiones sin prever el flujo de caja hasta la puesta en marcha de la operación.

-          Invertir en plantas de proceso que finamente no funcionan porque las máquinas son de mala calidad, porque no son las que más se adaptan a las necesidades, o sencillamente no hay ni habrá energía.

-          Directivos o ejecutivos ven a la organización como un trampolín para ocupar un cargo público. No hacen bien su trabajo ni logran sus objetivos personales.

-          Gerentes y Presidentes “congresistas y del feis”. Están en todos los Congresos, ferias, pasantías, más pendientes actualizar su perfil en las redes que de los problemas y del día a día de la organización.

-          Pobre o inexistente comunicación con las bases, a veces la que llega es tergiversada que propicia cambios empezando por el Gerente y los Directivos.

-          Atomización de la oferta, en vez de unirse y formar organizaciones más grandes, los productores se dividen y quieren hacer exportación directa con su escasa cosecha.

El remolino de los cambios ya se llevó a algunos y les seguirán otros, sin embargo hay muchos que siguen prosperando, la crisis que no los mató los ha hecho más fuertes, hay muchos ejemplos cada uno con su particularidad de acuerdo a la zona y el tamaño de la organización.

El caso de CECOVASA es emblemático, tienen el control en la zona de producción, no tienen deudas, tienen el mejor café del Perú (van ganando 7 de 11 concursos nacionales de calidad). En 2015 ocuparon el lugar 13 en el ranking, exportando 27,249 quintales al precio promedio de US$ 239.03 US$/46 Kg, mientras que el promedio nacional es de US$ 152.20/46 Kg. Promueven la calidad y la venden muy bien.

CENFROCAFE, quinto en el ranking general con 146,452 quintales a US$ 180.02 en promedio. Esta central empezó a exportar el 2008 y se ha convertido en la organización más importante del país en volumen de ventas. Con 350 lotes exportados no tiene planta de proceso; ha decidido atender a sus productores y diversificar el mercado, ofrece cafés certificados y sin sellos, varias calidades. Embarca para USA, Europa, Japón, …, ha ingresado a los supermercados, tiene un par de cafeterías. No depende de ningún mercado.

NORANDINO (antes Cepicafé) 12 de ranking con 38,207 quintales al precio promedio de US$ 205.22, ellos han invertido en un complejo agroindustrial en el que procesan café, panela y cacao. Tienen una excelente relación con el SPP, hacen investigación y desarrollo de productos, con el cacao blanco llevaron al Perú al nivel más alto en calidad. En el descubrimiento, mejoramiento genético y promoción del cacao blanco estuvo NORANDINO, luego vinieron entusiastas, expertos y empresarios, el cacao blanco es orgullo nacional: misión cumplida.

PROASSA.- Ellos tienen productores de café de Amazonas, Cajamarca, Lambayeque y San Martín en la zona norte y nororiental del Perú. Tienen una propuesta de mercadeo que considera el origen – Penachí, Andes Gold – y el género de las productoras. Precisamente el Café Femenino su programa más exitoso, involucra directamente a un importador de USA y a sus tostadores, quienes aportan dinero adicional para programas sociales.

ACPC Pichanaki, esta cooperativa nueva -2015- de larga trayectoria (se fundó el año 2000 como Asociación) ha logrado la identificación de sus socios. invirtió en infraestructura y equipos necesarios, diversificó la oferta, atiende bien a sus clientes, está buscando mercado más allá de USA y Europa, encontró mercado para sus cafés de 85 a más puntos.

CAFÉ SANCHIRIO PALOMAR, es una cooperativa que exporta poco, 7 contenedores. Ellos han desarrollado una relación extraordinaria con dos clientes de Europa que les permitió seguir adelante no obstante que FLO los descertificó por un tiempo por una situación administrativa.  Los clientes siguieron pagando igual que Comercio Justo sin importar que estaban fuera de sistema.

Hay muchos más ejemplos de éxito como CAC Pangoa de larga trayectoria hasta de los más recientes como Villa Rica Golden Coffee. El café es parte de la vida y de la identidad de pueblos como Villa Rica, en Oxapampa, es el único distrito de Perú que participa en la feria de la SCAA, tienen su Denominación de Origen y están trabajando en la implementación. Se va a realizar la I Feria Internacional de Cafés Especiales del Perú - Satipo 2016 (del 16 al 19 de junio). Esperamos para octubre la sexta edición de la Expocafé en Lima.

Tenemos buenos ejemplos de mercadeo y hay varias iniciativas, sin embargo no son suficientes, hay que trabajar más. La roya vino a ser un alivio para las ventas sin embargo sus efectos a nivel productivo ya se van superando, la cosecha ya llegó y se espera un 15% más que 2015.

Es urgente buscar más mercados. Sabemos cómo se hacen los negocios con Alemania, USA e Inglaterra: son directos, ayudan cuando hay problemas y ven a la organización trabajando para salir adelante. Hay que aprender cómo hacen negocios los orientales, aunque particularmente no he podido descifrar cuándo los japoneses quieren decir no, ni me ha alcanzado la paciencia para llegar a un negocio con ellos, pero hay ampliar ese mercado y no morir en el intento.

Por otra parte, el mercado Americano de FT y FTO debe ser recuperado y el trabajo debe volver a las bases de la cooperativa, a los socios. Las claves han sido y serán la calidad y la transparencia. Los socios deben entender, que sin calidad excelente su café no merece un precio superior, que la prima del comercio justo no es para repartirse entre ellos con la justificación de nivelar los ingresos con la competencia, a los clientes les gusta que se invierta en proyectos sociales y se les informe.

Las cooperativas no informan, se comunican sólo cuando quieren vender el café. El cliente quiere saber cómo está la cosecha, dónde está su café, cómo va la reserva, la fecha de proceso, etc… en el caso de USA hay que informar hasta el número del contenedor y el precinto desde antes que salga el barco. Los materiales de promoción merecen más atención, en algunos casos la abundancia de tipos de letra, los colores, las fotografías nos hace recordar a la pachamanca de 7 sabores. Hay que mejorar el producto, la presentación y el servicio, 

Los grandes están quedándose con el comercio justo. Las organizaciones deben asumir que desde hace años el 30% de los cafés certificados y sostenibles está sobrando, se vende como convencional; hay que mejorar, diversificarse, ahorrar, invertir en lo que funciona, informar, fortalecer alianzas. Quien siembra café piensa en el largo plazo, quien funda una cooperativa lo hace para dejarla de herencia a sus hijos.

Vistas: 1038

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Progreso Network para agregar comentarios!

Únete a Progreso Network

Comentario de Miguel Angel Paz López el mayo 12, 2016 a las 12:10pm

Estimado Pedro.

El tema de la industria del café merece un análisis aparte. Trabajo con cooperativas y al interno se ve como solución agregar valor y han puesto cafeterias o tuestan y venden su café, sin embargo los resultados no son los esperados. Algunos cerraron la cefetería o ya no venden su café tostado y molido. Solo para ferias o eventos de promoción. Hay amigos que pusieron su negocio para vender café, y están sobreviviendo o ya cerraron.

La realidad de los grandes es otra, y hay que evaluar las condiciones particulares. En en caso de los pequeños lo que veo es que hicieron un flujo de caja optimista y al final son ahogados por los intereses.  

Comentario de pedro bravo el mayo 12, 2016 a las 11:11am

El comercio justo a veces pienso que papel representa, cuando existe unas asimetrias tan grandes en la cadena comercial del cafe, 

Comparto este articulo de un consumidor conciente:

A Storm’s a Brewin’! Income Inequality and Coffee

 

How the Coffee Industry Creates Income Inequality

Cafes and coffee have historically been associated with dissent and fomenting positive change. Yet in the past decade the industry has actually added to one of the most insidious socio-economic trends we face – increasing income inequality. As we think about this issue in the upcoming Presidential election, we would do well to examine the role we as an industry play. How ironic that as we sit in our cafes bemoaning rising income inequality so many of us actually enable it and even benefit from it.

We all know that farmers are getting screwed in the market. Fair trade, direct trade, etc. are all attempts in varying degrees and with varying commitments to change that.  Many farmers have benefitted from these practices, but in almost thirty years in the industry I have yet to see significant improvements to farmer income and quality of life over time. An underlying statistic may help explain this.

 Follow the money 

According to UN statistics, the ratio between what a farmer received in the 1970’s versus what a retailer receives was roughly 1:3.  What about today?  It is now about 1:8 or 1:10.  What does that mean?  Farmers may receive on average around a dollar or even two dollars per pound for their beans.  Yet the price charged by many retailers, even the self-proclaimed socially responsible ones is around twenty dollars or more (don’t be fooled by the fifteen dollar or so prices - that is usually for 12 ounces!).  Why has the income inequality gap expanded over the years?  There are plenty of reasons according to economists. But at the end of the day, the prices charged at our end are determined by the roasters and retailers themselves.  I have noticed many companies raising their prices dramatically in the last several years when the price they pay for coffee may have actually come down during the same period. I have been told by some owners that they need to raise prices because consumers associate higher prices with higher quality.  I don’t agree with that self-serving logic, but even if it is true for a certain consumer segment, do we really want to sign on to that ethically challenged notion?  Ask the farmers what they think about that one! If you sell coffee for twenty bucks a pound the farmer should get more than you are currently giving them! You know who you are.

Money In/Money Out of the Country

A basic tenet of community development is that when jobs and local economies are created (like opening a new café), money gets circulated within the community and the profits are locally invested, raising all boats on a tide of java. True enough and a good thing. But the latest dynamic in the USA coffee scene cuts the other way. In obedience to the market mantra “Grow It and Sell It” many third wave and allegedly hip coffee companies (Peet’s, Stumptown, Intelligensia) and even oldsters like Green Mountain, Gloria Jean’s and Caribou have recently sold out to giant European and Asian investment groups.  That means that a large chunk of the profits does not stay local but rather heads overseas. Seems like that economic tide is receding.

Don’t Forget Internal Income Inequality!

We should also look within. Some of the most profitable coffee companies in the country don’t permit the wealth to trickle down even within their own companies. One of the most shocking statistics I have encountered is that full-time baristas in some of the fancier or self-proclaimed progressive company cafes make so little that they are eligible for food stamps! How can companies with such large gross profit and so much marketing around their sustainable business practices knowingly add to the growing income inequality in our country?

“We Have Met the Enemy, and It is Us!” (Pogo)

 

Comentario de Santos Efraín Chipana Mitma el mayo 5, 2016 a las 7:50am

El Comercio Justo, es un movimiento internacional formado por organizaciones del Sur y del Norte, con el doble objetivo de mejorar el acceso al mercado de los pequeños productores más desfavorecidos y cambiar las injustas reglas del comercio internacional.,.. con el Comercio Justo para todos cambió la cosa.....

Sobre

© 2017   Creada por Rodolfo Carmona.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio