Progreso Network

“La agricultura orgánica antes de ser un instrumento de transformación tecnológica es un instrumento de transformación de la sociedad, no podemos hablar de una agricultura digna donde se excluya la cultura y el ser, la persona que tiene los saberes y las personas que han fundado la conquista de la tierra, los campesinos.” -Jairo Restrepo.


Gerardo Torres / Green Development Foundation Centro América (G.D.F. CA) / La Fe, Ilama, Santa Bárbara, Honduras / Mayo, 2010.

Luego de dos intensas semanas de trabajo finalizó el Diplomado Internacional de Agricultura Orgánica y Permacultura que se llevó a cabo en la boscosa comunidad de La Fe, Ilama, Santa Bárbara. Ahí el ingeniero Jairo Restrepo compartió experiencias con campesinos e ingenieros de distintos países mesoamericanos y transmitió los conocimientos acumulados por su experiencia de más de treinta años en la agricultura orgánica como medio para los campesinos y campesinas para alcanzar una vida digna.
Restrepo plantea que “la agricultura orgánica no es un sumatorio arbitrario de tecnologías, es descubrir que es lo que hay que hacer con los recursos locales. Con tecnología y dinero cualquiera hace agricultura, lo bueno es el desafío, utilizar recursos locales, construir suelos”.
El capacitador se considera a sí mismo un luchador de la causa común de los campesinos y campesinas, su discurso y accionar se enfrenta a las grandes corporaciones, la academia y los principios de la revolución verde. Es fundador de Consejeros en Agricultura Sostenible y Permacultura (COAS) que han realizado decenas de talleres parecidos al que impartieron en Honduras en varios países de Latinoamérica.

Agricultura Orgánica, una lucha de resistencia
“La experiencia en Honduras no es muy diferente a las demás experiencias en América Latina, la experiencia viene a confirmar que los campesinos más pobres son cada vez más excluidos y asediados por los paquetes tecnológicos de la llamada revolución verde. La situación es grave, los campesinos cada vez son más excluidos, están siendo eliminados y con esta propuesta de agricultura orgánica nosotros queremos volver a crear los mecanismos de resistencia a partir de la sabiduría del campesino” comento.

Hoy en día son 83 millones de hectáreas de agricultura orgánica en todo el mundo, lo que significa el 18 por ciento de la producción mundial de alimento.


El expositor añade que la experiencia viene a confirmar que vivimos en un mundo cada vez más de expulsión del campesino, en un mundo más enajenado a partir de los técnicos, cada vez con menos conciencia para dar un apoyo a los campesinos. Esta experiencia es muy válida pues todavía hay esperanza y hay fe porque hay campesinos que todavía producen los granos básicos para su sustento y lo básico para dar la lucha de resistencia aquí en Centroamérica a partir de Honduras.


El pensamiento campesino y la academia
Restrepo expone que “mientras no hayan transformaciones en las tenencia de la tierra, en la necesidad de una educación y en la necesidad de un apoyo, acceso al capital y no a sistemas asistencialistas, paternalistas y de donaciones es muy difícil lograr desarrollo. No creo en esos programas que son de enajenación y de inducción de dominio, creo que es necesario darle al trabajador las condiciones para que dignamente permanezca en el campo”.
“Agricultura Orgánica es luchar de nuevo por la dignidad del ser en el campo. La manera de la salud, educación, la cultura, el transporte, conservación de los idiomas, de nacer en la vida rural y de morir dignamente. Hoy en día un anciano en el campo es expulsado pues no se han conquistado las condiciones dignas” dice el experto.

En comercialización la Agricultura Orgánica representa 48 mil millones de dólares y por lo mismo se ha convertido en un tema de interés para el Banco Mundial y para las grandes potencias económica.

“Es ahí cuando aparece la tecnología en un segundo plano, la tecnología no es buena ni mala. Lo que hay que preguntarse es en manos de quien está la tecnología. Si esta en manos del capital que totalmente sangra el campo y se vuelve antisocial”.
Según el expositor “la universidad ha traicionado hace rato el campo, la universidad no tiene ningún compromiso social con el campo. Lo que yo he aprendido con esta experiencia ha sido una purga académica que me han hecho los campesinos a través de sus saberes. He descubierto experiencias que la universidad no representan los interés de la sociedad más necesitada”.
Lo que he aprendido – continua - es que las universidades son antros, son casas de secuestros de mentes donde se adiestra, donde se marcha y donde no se construye sociedad. La universidad es antisocial, anti campesina no aporta nada para que la sociedad rural recupere de forma digna y mantenga su saber.

Agricultura para todos
“Agricultura es sociedad” menciona contundentemente Restrepo y mientras se acomoda para continuar “es pensamiento, comida y es vida, es cultura de los pueblos, no tiene precio y por eso no se entiende bien con el mercado. Mientras no recuperamos ese enfoque nuevo será duro pelear. Hay esperanzas pues todavía hay campesinos y saberes, pero mientras no se cambie el enfoque esta difícil pensar en cambiar el campo desde los campesinos”.

El compromiso de Restrepo de compartir y construir junto con los campesinos, inició formalmente en 1979 cuando, como él mismo señala, con un pequeño grupo pudieron trabajar en las primeras luchas del reconocido Movimiento de los Sin Tierra (MST) de Brasil.

“A largo plazo lo que queremos es que la agricultura descanse en manos campesinas. Recuperar lo que la revolución verde hizo en los técnicos, los deshumanizó y a las universidades les robo el corazón. Mientras no volvamos a recuperar el sentido del corazón y la emoción no es posible cambiar” destaca.
Finalmente cuando se le consultó sobre las posibilidades de lograr cambios importantes en el sector agrícola, contestó que “mientras que hayan campesinos como algunos que he encontrado aquí que son sencillos de fe, humildes y trabajadores hay esperanza. Que produzcan sus frijoles y su poquito de maíz. Los pocos campesinos que hay todavía sonríen y mientras haya sonrisa hay esperanza y estaremos siempre atentos a esa esperanza y seremos solidarios con esa esperanza”.


Sobre Jairo Restrepo
Restrepo es Ingeniero Agrícola por la Universidad Federal de Pelotas en Río Grande del Sur, Brasil. Tiene postgrados en Ecología, Recursos Naturales, Ingeniería de Seguridad Ocupacional Agrícola y Agroecología. Su hoja de vida incluye 21 Cursos Internacionales de actualización y perfeccionamiento en Agricultura Orgánica. Ha publicado 40 trabajos científicos y 14 libros de temas relacionados con Agricultura Orgánica. Ha dictado más de 500 conferencias en el tema de agricultura orgánica, protección ambiental, reciclaje y desarrollo rural sostenible. Con experiencia laboral de más de 25 años en agricultura orgánica y desarrollo rural sostenible. Ha dictado más de 400 cursos en 52 países. Trabaja como consultor de la ONU, ha trabajado con la UNESCO en Panamá, la OIT en Costa Rica, la FAO en Chile y Brasil, la PNUD en Panamá y Brasil y la OMS en Brasil. Es miembro del COAS.

Vistas: 762

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Progreso Network para agregar comentarios!

Únete a Progreso Network

Comentario de Manuel Antonio Alvarado Lopez el mayo 21, 2010 a las 12:33pm
ESO ME YEGA COMO DESIMOS LOS CATRACHOS ALBITA ME GUSTA QUE ESTE PUBLICANDO LO QUE ESTAMOS HACIENDO EN NUESTRO PAIS HONDURAS POR ESO ADELANTE, LEMA DE ALBA, (hay amorrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr) SIEMPRE SIGAMOS CAPASITANDO ANUESTRA GENTE DE LAS COOP. Y A CULTIBAR LA MIERDA
SUERTE
Comentario de Omar Zalatiel Merlo Escalante el mayo 21, 2010 a las 12:11pm
Es una lastima que muchas compañias en la actualidad se esmeran en destruir los recursos que dan vida, PERO QUE IMPORTANTE que hay personas aun con la disposicion de ayudar a construir una agricultura comprometida con la naturaleza, con la comunidad, con nuestro mundo que cada dia se esta destruyendo por muchas manos criminales que buscan su propio interes, sin pensar en el daño que estan causando con la implementacion de la agricultura convencional, fue una bonita experiencia el diplomado pasado ya que me di cuenta de un sidnumero de errores que cometiamos, por eso insto a todos los involucrados a seguir el ejemplo de muchos hombres y mujeres que se han comprometido a crear una forma de produccion enfocada a garantizar una salud y por ende mas vida.

Sobre

© 2019   Creada por Rodolfo Carmona.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio