Progreso Network

El quehacer de las organizaciones cafetaleras se concentra en embarcar rápido el café para que pronto llegue el pago. Mientras se cuidan de los asaltantes, la Sunat y las certificadoras hay que sacar, analizar y envíar muestras; reservar espacio en las navieras; corregir, recoger y enviar documentos de embarque. También vigilar el rendimiento del café, el tipo de cambio del dólar, la producción de Vietnam, el clima de Brasil… el subibaja de la bolsa de Nueva York. No hay tiempo para ver los materiales de promoción, las comunicaciones, el logotipo, porque como dicen los amigos: “sólo son dibujitos”.


Son pocas las organizaciones antiguas que tienen buenos logotipos, con las nuevas la situación no cambia significativamente. Los logos, al parecer, se hacen en una asamblea en la que van acomodando un café, los pinos, aves, árboles, ríos, cerros, el sol, unas nubes, un saco de café, una fábrica, la tostadora, una corona… al final por votación se aprueba un escudo mal hecho pero como es su creación, los socios, lo quieren y defienden. Difícil de cambiar.

A raíz del éxito del Tunki algunas cooperativas se acercaron para que les apoyemos en el mercado. Buscamos contratos, apoyamos en la logística de exportación y vamos metiendo de a pocos el tema de la mejora de la imagen, hacer un logo bonito. Por cierto, Cecovasa tiene 11 marcas, pero aún no se anima a cambiar su logotipo.

Para marcar sacos está Miguel Moscol o Joseph Huamán, en la logística el mismo Joseph o Beltrán Apaza; Juan Mazza hace el mantenimiento de las computadoras; David Hancco es trome en catación. para los logotipos está Omar Fernández. Omar llegó un día por la oficina de Cecovasa, en la conversa nos enteramos que sabía desde decorar stands hasta logotipos: a 350 soles cada logo. Le encargué una propuesta para ACPC Pichanaki, el acuerdo fue que pagaríamos más del doble si nos gustaba el trabajo; si no, nada.

Siguieron CAI Juan Santos Atahualpa, Villa Rica Golden Coffe, CAFÉ Sanchirio, Caecos, CAC Satipo, CAC Los Chankas… Cada una con diferente grado de éxito, lo que es igual es que si el resultado no les gusta, no hay pago.

En el caso de CAFÉ Sanchirio tenemos una relación de amistad con Dante Pallardel, trabajamos sus embarques sin saber cuándo nos programa el pago, pero da la casualidad que Dante aparece en momentos que más necesitados de dinero estamos: “Inge, cuánto te debo, haz el recibo”. En una de esas oportunidades le dije: te voy a regalar un logo, bacán como tu café.

Coordinamos el viaje, todo en orden, sólo que el día que debían recibir a Omar, Dante como no le importaba el asunto, se olvidó. Cuando lo llamamos estaba en ruta, trayendo el café para proceso y luego vería otros temas urgentes. Como no hay quien le atienda, Omar se regresa con su cuaderno en blanco, la cámara sin nada. Al mes siguiente insistimos -sólo por la amistad acepta atender a la visita y organizar el trabajo de campo- finalmente le gustó el trabajo y pagó el logo que fue propuesto como regalo.

Con la Municipalidad de Pangoa pasó exactamente al revés. Para ellos se hizo un logo que ha tenido bastante aceptación, lo hemos visto en varias ferias. Cuando llamamos para ver el pago, muy amablemente nos indicaron que el Ing° con el que conversamos ya no trabaja, el proyecto está cerrado. Nuestra posición es que no hay problema, que tengan éxito. Estamos contentos de verlos mejor presentados.


Ahora retomamos el trabajo de enviar muestras, hacer reservas, coordinar las fijaciones, ver ofertas, preguntar por certificaciones, atender visitas… en broma decimos que de 7 a 11 de la mañana sólo atendemos llamadas de gerentes para fijar contratos. La verdad es que hay espacio para pensar en la mejora de logo, marca, slogan, brochure de alguna organización. Con más dibujitos, volveremos.

Vistas: 183

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Progreso Network para agregar comentarios!

Únete a Progreso Network

Sobre

© 2019   Creada por Rodolfo Carmona.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio