Progreso Network

Esta semana estuve releyendo la historia de emprendedores exitosos, entre ellas la de Isaac Tigrett, el fundador de la cadena Hard Rock Café.

Contando sus secretos, Isaac remarcó uno que me quedó vibrando dentro: “como no tenía idea del negocio, decidí seguir únicamente los dictados de mi corazón”. Así de simple fue como Isacc  inició un negocio de la nada, lo expandió a todo el globo y logró venderlo en una cifra exorbitante.

 

Sin embargo ahora cuanto más difícil es para cualquiera.

 

Sin ir más lejos en los últimos años surgió una ¿profesión? : la de ser considerado un Gurú. Y como cada maestro tiene su libro, tenemos gurúes para todos los negocios, sistemas, pensamientos e ideologías.

 

Los hay gratuitos y los hay caros,  hay serios y de los otros,  más abiertos u ortodoxos pero ninguno puede superar al verdadero gurú, el mismo que utilizó Isaac Tigrett: nuestro corazón.

 

No hay un sólo emprendedor / empresario exitoso que no haga referencia a su diálogo interior para tomar decisiones cruciales. No se trata de dejar de lado  los planes de negocios o la planificación estratégica sino de aprender a oir la voz del corazón y de la intuición.

 

Tengo la certeza que si cada quien pusiese más interés en escuchar su propio corazón en lugar salir a buscar respuestas afuera tendría mas certezas que dudas, más logros que fracasos, más felicidad que tristezas.

 

De hecho, en el silencio podemos escuchar mejor.

 

No les digo que sea fácil, sólo que vale la pena intentarlo....

Vistas: 21

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Progreso Network para agregar comentarios!

Únete a Progreso Network

Sobre

© 2019   Creada por Rodolfo Carmona.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio