Progreso Network

El impacto que la certificación ha tenido en las fincas cafetaleras y en las condiciones de vida de los productores en Honduras es la gran motivación de la investigación que actualmente Green Development Foundation Centro América realiza en las profundidades de los cafetales.

El estudio se realiza actualmente en fincas certificadas de varias regiones de Honduras.

Gerardo Torres / Green Development Foundation Centro América (GDF CA) / Progreso Network / Tegucigalpa, Honduras.


Desde mediados de enero de este año con el apoyo de Solidaridad, la Fundación Douwe Egberts y Oxfam Novib se inició la segunda fase del proyecto “Sistema de Medición de Impacto de las Certificaciones en los Medios de Vida de los Productores de Café” que ya en el periodo de 2006-2007 desarrolló un modelo cuantitativo para medir el impacto social, económico y ambiental de las certificaciones en los medios de vida de los productores hondureños de café.
Esta nueva fase que cuenta con dos momentos (a nivel de finca y a nivel de la vivienda del productor) inicio en el departamento de El Paraíso. Hasta ahora se han visitado fincas en las montañas de Trojes, Hoya Grande y Moroceli del departamento de El Paraíso, así como en Marcala, La Paz y en los municipios de San Juancito y Guaimaca del departamento de Francisco Morazán.
La investigación toma en consideración el medio ambiente, las prácticas agrícolas y las condiciones de vida de los productores, los aspectos organizativos de las cooperativas y grupos estudiados. La información recolectada incluye calidad de café, suelos, plagas, enfermedades, productividad, manejo de aguas, relaciones laborales y costos e ingresos. También se han visitado fincas en el departamento de Santa Barbara las comunidades de Azacualpa y San Nicolás, y La Encarnación en el departamento de Ocotepeque.



En el campo
Este estudio de campo es coordinado por el ingeniero Oscar Castillo quien actualmente está finalizando estudios de Doctorado. Castillo comentó sobre las actividades realizadas hasta ahora así como del cronograma de trabajo que se tiene previsto.
“Actualmente nos ha ido muy bien en el levantamiento de campo ya que los productores han accedido a colaborar con nosotros a pesar de algunas malas experiencias que tienen de otras investigaciones que no les han traído ningún beneficio” señalo el ingeniero.
Luego de este levantamiento en las finas se visitara las casas de los productores y las productoras. Este segundo momento iniciara a principios del mes de marzo, es importante destacar que para esta investigación se ha escogido una muestra de 700 productores y productoras de distintas regiones del país. Son parte también de este equipo los investigadores Mario Suazo, Félix Rivera, Rodolfo Torres, Ian Díaz y Rodolfo Rivas.
Como un tercer momento se realizaran visitas a las Juntas Directivas de las distintas cooperativas, para luego pasar al procesamiento de datos, el análisis y la redacción del informe.
“Las cooperativas se han mostrado muy anuentes a colaborar con nosotros porque los productores son parte de la investigación y nosotros hemos expresado el compromiso de hacerles llegar los estudios de suelo, catación y demás resultados de la investigación para que les sirvan a ellos en su producción” dijo Castillo sobre este trabajo que se hace con climas complicados por algunas lluvias pero que debía hacerse en el periodo de cosecha.

Mario Suazo, Felix Rivera y Rodolfo Torres son parte del equipo de investigadores.

Impacto
La principal motivación de este estudio es conocer si las certificaciones, las cuales se presentan como estrategias para enfrentar los bajos precios del café, representan un verdadero apoyo al productor en los momentos actuales en que los precios del café están en alza y principalmente si esta serie de exigencias son un proceso sostenible para los productores y las organizaciones en los aspectos sociales, económicos y ambientales.
De la primera fase de esta investigación (hecha en 2007) se presentaron importantes conclusiones que sirven como punto de comparación a los resultados que se obtengan en el trabajo de campo con los instrumentos de evaluación desarrollados para esta fase.
Como comparación se eligieron en el estudio de campo también a productores que no estuvieran certificados como testigos. El primer aspecto que tomo la primera fase fueron las condiciones de vida, las que mostraron una pequeña diferencia a favor de los productores certificados en aspecto como: vivienda, servicios basicos, saneamiento ambiental, educación, participación organizativa y preparación academica. Debido al poco tiempo de las certificaciones no se podia mostrar si estos datos estaban relacionados con el proceso de certificación, en esta investigación actual se podrá tener comprobación si existe una relación entre ambos.
En términos generales, los datos de la línea de base indicaron que las diferencias en condiciones de vida tienen una relación más directa con el tamaño del productor que con el hecho de estar o no certificado (productores grandes, medianos y pequeños).

La fincas certificadas muestran un mejor manejo ecológico que las que no estan en el proceso.


El medio ambiente, fue un factor que se demostró estaba mejor del lado de los productores certificados quienes han logrado reducir los impactos dañinos al medio ambiente. Los productores certificados obtuvieron un puntaje por encima de los testigos, con una diferencia de 13.12 puntos. La variable que influyo para que los productores certificados obtuvieran mejor puntaje que los testigos, fue “uso eficiente de recursos naturales”.
También el proceso de certificación ha mejorado la participación de los productores en sus organizaciones aunque el elemento más influyente en este índice fue la participación en reuniones, ahora se espera ver si esto se ha traducido en la toma de decisiones y en la adopción de cargos de parte de mujeres y hombres.
Hay una notable diferencia favorable para los certificados en el acceso a bienes y servicios productivos, estas diferencias se pueden explicar por el hecho de que los productores certificados tenían mayor acceso a asistencia técnica con un 50.5%, mientras los productores testigos apenas alcanzan el 17.65% de los productores que reciben asistencia técnica. Otra situación que influencia estos resultados podría ser la diversidad de instituciones de asistencia técnica a la que tienen acceso los productores certificados, mientras que para los productores no certificados (testigo) el acceso es más reducido. En el sistema financiero esta diferencia se acortaba pero seguía siendo más favorable para los certificados.
Para los índices de Relaciones Laborales y Relación Costo/Beneficio no se lograron obtener los datos que fueran suficientemente significativos.

Luego del estudio de campo se abordara a los productores en sus casas así como a las juntas directivas de las Cooperativas.


Estudio
Actualmente esta segunda fase, que dará nueva información del proceso de certificación del café en Honduras, realiza el estudio de campo en las fincas tomando en cuenta a la vez un muestreo: de suelos, de sombra y de plagas y enfermedades que busca conocer la presencia de La Broca del Café, La Roya, el Ojo de Gallo, la Antracnosis y la Mancha de Hierro que son las principales problemas que afectan la producción de café en el país.
Durante la visita se evalúa el uso del agua en cada finca, así como el manejo de las aguas mieles y el beneficiado. Para la elaboración de las boletas se tomo en cuenta los sistemas de medición desarrollados por CATIE.
Se seguirá informando de esta investigación que dará a conocer el papel que ha jugado la Certificación en el café de Honduras, a la vez que las dificultades que tienen los productores, para la elaboración de nuevas estrategias que les permitan un adecuado desarrollo.

Vistas: 698

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Progreso Network para agregar comentarios!

Únete a Progreso Network

Sobre

© 2019   Creada por Rodolfo Carmona.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio