Progreso Network

Fuente: www.agroinsight.com

Por Jeff Bentley, primero de abril del 2018

Este blog a menudo resalta a agricultores que creativamente adaptan ideas que hayan aprendido cuando ven videos de capacitación. No nos debe sorprender que los ingenieros extensionistas también inventen nuevas maneras de mostrar videos.

En abril del 2017, en Bolivia, repartí copias de un DVD a varias organizaciones, con siete videos, cada uno en quechua, español y aymara. Dos de los videos se hicieron con campesinos en Bolivia, pero los otros cinco mostraron a agricultores de otros países.

María Omonte, una agrónoma y la directora nacional de la ONG Vecinos Mundiales, miró los siete videos. Para mi sorpresa inicial, María también miró todos los videos en español del portal de videos de Access Agriculture. Ella se registró al portal y revisa frecuentemente para ver si hay nuevas versiones en español de los videos. María se egresó de la prestigiosa universidad agrícola El Zamorano, y su formación y curiosidad natural le han ayudado a seguir aprendiendo toda la vida.

María y su equipo llevan casi tres años trabajando en seis comunidades en Vila Vila, en los valles cálidos y semi-áridos del sur de Cochabamba. En diciembre pasado el equipo introdujo la idea del fertilizante orgánico y el caldo bordelés, un fungicida en base a cobre, y otros caldos para enfermedades de papaya, limón y otros cultivos. Después de ver algunas demostraciones prácticas y recibir materiales de arranque, algunos comuneros probaron el caldo bordelés, pero María pensó que ella podría animarles más a usar los caldos.

Así que María decidió hacer uso creativo de dos videos. Tomó la versión en quechua de “Hablemos del dinero” del DVD, y del portal de Access Agriculture y bajó la versión en español de “La miel es oro,” el cual no estaba en el DVD. Ella decidió usar esos dos videos juntos con otra información para crear un taller de capacitación para esas seis comunidades de habla quechua, a cinco horas en auto de la ciudad de Cochabamba.

Yo estuve allá la semana pasada, en la comunidad de Sik’imira en un taller en el colegio local. El patio estaba lleno de estudiantes de secundaria que jugaban un partido enardecido de fulbito. María y su conductor, Enrique Mancilla, armaron su proyector y dentro de minutos unos 25 agricultores, casi la mitad mujeres, habían tomado sus asientos.

María contó al grupo que tenía un video en quechua, pero de Mali, un país en Africa. En talleres en otras comunidades María vio que unos tres detalles en el video eran extraños a los agricultores, así que se les explicó: el video menciona mijo (“un pequeño grano”) y caupí (“un frijol”) y tercero, la moneda en el video se llama el franco.

Ahora el partido de fulbito se había terminado, y los jóvenes habían encendido una música fuerte y pulsante. Así que nos costó un poco escuchar el video. Aun así, la gente dijo que lo entendieron, y no tenían preguntas.

María usó esa oportunidad para decir “En el video vimos que los agricultores y su facilitador sumaban los costos de diferentes prácticas con el mijo y el caupí, para ver cuál era más rentable. ¿A ustedes les gustaría hacer lo mismo con uno de sus cultivos?” El público sugirió el camote.

Requiere de destreza hablar paso por paso de la producción de un cultivo, contar los costos delante del público. Pero María arrancó el ejercicio de una vez en quechua fluido. Empezó a frustrarse con la música tan fuerte al lado, pero después de un tiempo le bajaron el volumen un poquito y siguió adelante.

Al final, la gente miró los resultados. “No ganamos mucho dinero,” dijeron. “Es triste,” agregaron.

María usó esa observación como una entrada para hablar de los insumos orgánicos, para mejorar su producción.

Ahora había tanta gente que no había donde sentarse. María les preguntó si estaban cansados y si querían irse o si querían ver otro video. Eran las 10 PM, cuando todos normalmente están dormidos, pero querían ver otro video.

Enrique y María encendieron el video La miel es oro. Ella explicó que este se hizo en Kenia, también en Africa. Ahora por fin la música de los chicos se había terminado. El video se escuchó una maravilla. Estaba en castellano, que no todos entienden, pero como María me dijo, las imágenes en este video son tan claras que toda la gente entendió.

Al fin del video, un hombre gritó “¡Nos hemos quedado con el sabor de la miel en la boca!” todos se rieron. Ninguno de los comuneros comentó sobre la tez de la gente en los videos, ni de su ropa. Eso no les importaba. María cree que a los campesinos les intriga ver a sus colegas en países lejanos.

Después de ver el video sobre la miel, María dijo que ella podría traer a un apicultor experto para enseñarles a criar abejas. La comunidad pidió una reunión el domingo en la mañana. María y Enrique se quedaron en eso, sacrificando su fin de semana, pero felices con esa pequeña victoria, Hasta ahora la comunidad de Sik’imira solo ha querido hacer talleres de noche. El querer hacer uno el domingo en la mañana sugiere que la gente empieza a tomar este programa de extensión un poco más en seria, ayudada en parte por su cálida reacción a los dos videos.

Una creativa profesional del desarrollo, con acceso a una videoteca puede combinar diferentes títulos, usando un video sobre cómo contar costos de producción con uno sobre la miel. Luego puede agregar más información para hacer un taller ameno que es relevante para la gente local.

Vea los videos

Agradecimiento

  • Nuestro trabajo en Bolivia es financiado por la CCRP (Collaborative Crop Research Program) de la Fundación McKnight.

Si tiene interés en los videos, puede acceder a la página de https://www.accessagriculture.org/es

Déjenos sus comentarios si requiere saber más información.

Vistas: 25

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Progreso Network para agregar comentarios!

Únete a Progreso Network

Sobre

© 2019   Creada por Rodolfo Carmona.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio