Progreso Network

ACOPAGRO incursiona en el mercado de bonos de carbono


“Comenzamos con 20 mil, este año estamos sembrando 400 mil y esperamos llegar en dos años a 2 millones de árboles”. Con esta frase resume Gonzalo Ríos, gerente de ACOPAGRO, su experiencia en el mercado de bonos de carbono. ACOPAGRO es una cooperativa de pequeños productores de cacao con grandes logros y un extraordinario posicionamiento en el mercado internacional. Tiene entre sus compradores a la empresa Alter Eco, que produce “el chocolate preferido de los franceses”, denominado así por las características de origen del cacao con el que es producido, en el Salón del Chocolate de Paris el año pasado. Y es precisamente Alter Eco, quien motivó a los socios de ACOPAGRO a incursionar en un ambicioso proyecto de captura de carbono en el Huallaga.

¿Por qué decidieron ingresar a al mercado de los bonos de carbono?
Nosotros inicialmente tenemos un programa orgánico de comercio justo en el tema de cacao. Uno de nuestros clientes es la empresa Alter Eco. Ellos se dieron cuenta que ACOPAGRO se ubica en una zona muy bonita, una zona de conservación y donde se podía trabajar la captura de carbono. Además, es una zona donde anteriormente se había deforestado por el problema de la coca. Es así como Alter Eco empieza a contactarse con otros clientes, interesados también en la captura de carbono y establece una relación con clientes muy grandes, como Procter & Gamble, Nestle, Hugo Bosss, entre otros, para sacar una marca de chocolates “cero carbono”, dirigida al mercado francés. A raíz de esto es que comienza a propagarse el tema en el mercado francés y es así que empezamos a hacer un convenio con Alter Eco para empezar a sembrar árboles maderables y medicinales, con la finalidad de recuperar la parte deforestada, hacer captura de carbono y el aprovechamiento de la madera en el futuro. El primer árbol se sembró en el 2008. Ese año se sembró en total 20 mil, el siguiente año se sembró 100 mil árboles, este año estamos sembrando 400 mil árboles. El próximo año hay un interés de muchas empresas para sembrar 500 mil árboles y se esperar llegar en los próximos dos años a 2 millones de árboles.

¿En qué zonas se está realizando este proyecto?
El 70% se está realizando en la provincia de Mariscal Cáceres, en el Huallaga central, en San Martín y hay un 30% que se realiza en las provincias de Saposoa, Bellavista, Picota, entre otros. Estamos sembrando siete variedades de árboles, en un convenio con Reforesta Perú. Todos estos árboles cuentan con certificación de buena procedencia y que puedan desarrollarse rápido. Primero las empresas dan en Francia los árboles, a nosotros nos entregan los árboles y los productores siembran y reciben un pago por árbol sembrado. Y cada dos años se les da además un incentivo por su trabajo. Nosotros estamos reparando el daño que se ha estado haciendo al mundo.

¿Cuáles son los pasos que deben seguir las organizaciones para incursionar en este rubro?
Primero hay que contactarse con organizaciones y empresas que estén interesados en este proyecto. A veces mucha gente dice o piensa que puede capturar carbono, por el simple hecho de hacerlo pero no es así. Hay que registrar todas las operaciones, hay que geo-referenciar, hay que tener los planos geográficos, hay que ver las condiciones para saber en qué sitios se realiza la captura de carbono. Porque hay normas internacionales de captura de carbono. No es tan simple, se trata de una certificación. De la misma manera que se certifica el cacao. A veces dicen mi cacao o café es orgánico, pero si les pides el nombre de la certificadora no lo tienen, para ser orgánico tiene que tener un aval. Lo mismo ocurre con la captura de carbono.

¿Fue difícil para ACOPAGRO, como organización, adaptarse a los requisitos?
No mucho, las condiciones estaban dadas. La gente aquí en ACOPAGRO es muy proactiva. Les gusta mucho hacer proyectos. Primero fue la capacitación pero ahora ya está todo caminando. Me siento satisfecho, contento de sólo pensar que esto que estamos haciendo está ayudando a contribuir la mejora del ambiente. Pero no sólo eso, mi preocupación es sobre todo por nuestros productores y ellos también se benefician. Nuestro trabajo aquí en ACOPAGRO consiste en brindar oportunidades a nuestros socios para que ellos puedan crecer. Nosotros buscamos la oportunidad, le decimos al agricultor hemos encontrado esta oportunidad, lo capacitamos pero nuestros socios saben que son ellos los que tienen que emprender el camino y lo hacen.

Para más información sobre este tema, visite la web de ACOPAGRO o la de Alter Eco

Vistas: 411

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Progreso Network para agregar comentarios!

Únete a Progreso Network

Sobre

© 2019   Creada por Rodolfo Carmona.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio