Progreso Network

Reconociendo el papel de las mujeres en la agricultura

Traducción

Publicado por Nicolas Mounard (Twin & Twin Tading Ltd.) en The Guardian

'Todos nosotros que trabajamos con pequeños productores conocemos la importancia y el papel central que tienen las mujeres dentro de la agricultura. – las últimas estadísticas de la FAO muestran que las mujeres representan el 43% de la mano de obra en los países en vía de desarrollo - ¿pero cómo sabemos si eso es el caso para cada país y cada producto?

Dentro de nuestra organización, Twin, queríamos sacar todas las estadísticas globales para mejor entender el papel de las productoras en nuestras cadenas de valor en café, cacao y nuez para generar nuevos proyectos y entablar negocios con temas de género. Creamos un estudio con 14 organizaciones de productores Fairtrade en América Latina, África y Asia buscando cuatro indicadores claves del fortalecimiento de mujeres; mano de obra, ingreso, propiedad de terreno y toma de decisiones. Resultó una imagen matizada, con variación según el país y el contexto de los productos, junto con algunas tendencias muy claras.    

El informe de Twin, Fortaleciendo mujeres en cadenas de valor agrícolas, muestra que las mujeres son activas tanto como los hombres al inicio del proceso de producción; trabajando en el campo, cosechando y procesando. Sin embargo, los procesos de transportación y de comercio son reservados al hombre, y subsecuentemente retienen el control del ingreso familiar así que la información sobre los precios del mercado. Notablemente, son las mujeres que tienen un papel central durante el procesamiento donde la calidad, la cata y también la seguridad alimentaria pueden ser determinadas – y donde se añade la mayoría del valor. En los productos del estudio, las mujeres son las primeras responsables en el descascaramiento y en la clasificación de las nueces, en la fermentación y el secado del café así que en la fermentación del cacao.  

No es sorprendente ver que la contribución vital de las mujeres tiene poco reconocimiento y es injustamente recompensada cuando sabemos que ellas son excluidas de la parte comercial de la agricultura tanto en el marketing que en las decisiones comerciales. Sin embargo, los resultados son claros, cualquier negocio interesado en calidad debería tener un interés en las mujeres. Algo simple como asegurándose de que su inversiones agrícolas alcancen tanto mujeres como hombres podría tener un impacto considerable sobre la calidad y también obtener mejor beneficios de desarrollo. Intervenciones dirigidas a las mujeres muestran una mejora impulsión en favor de su capital de desarrollo. La FAO estima que si las mujeres tenían el mismo acceso a las aportaciones y a los créditos agrícolas que los hombres, habría hasta 150 millones menos personas hambrientas en el mundo.       

Además de ganar menos y de trabajar más, las mujeres se enfrentan a otros obstáculos como la propiedad de terrenos. Sin terreno, es mucho más difícil para las mujeres de tener acceso a los créditos y de unirse a organizaciones de productores. Pueden ser expulsadas de sus propios terrenos en caso de que mueran sus maridos, un elemento disuasorio para la mitad de los productores al momento de invertir completamente en sus fincas. El lado positivo es que el informe nos da ejemplos de muchas iniciativas de base iniciadas por cooperativas apoyando mujeres en el acceso a terrenos, gracia a programas de compartimiento de terreno y sistemas de créditos innovadores, hasta animando a los maridos regalar terreno a sus mujeres.  

Cuando llegamos al indicador final del informe- la toma de decisiones – el trabajo restringido, los ingresos y los derechos de propiedad convergen en una tormenta perfecta, impidiendo las mujeres en tener la misma influencia dentro del hogar y dentro de las organizaciones de productores. Nuestra experiencia en el terreno nos dice que invertir en las mujeres y darles oportunidades de liderazgo resuelta en organizaciones de productores más eficientes y fiables así que da a la familia una mejor seguridad alimentaria.  

En desarrollar una política de género corporativa que reconoce el papel de las mujeres, los negocios pueden progresivamente subir los estándares de igualdad de los suministradores, tal como animando representación igualitaria en las juntas de la cooperativa y en su membresía. Además, marcas pueden desarrollar productos diferenciados, tal como la gama Equal Exchange’s Grown by Women, gestionada y suministrada por Twin, que conecta consumidoras y productoras. Muchos negocios pueden ponerse nerviosos de hurgarse en este nuevo territorio desconocido así que empiece en entender el papel de las mujeres en sus propias cadenas de suministro. El caso del negocio y del desarrollo es claro; invertir en las mujeres puede ofrecer un alto Retorno de la Inversión (ROI) y convincentes historias de consumidores – ¡caso cerrado!'

Artículo en inglés

Vistas: 90

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Progreso Network para agregar comentarios!

Únete a Progreso Network

Sobre

© 2019   Creada por Rodolfo Carmona.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio