Progreso Network

Comentario, 13 jul Jos Algra

Parece que hemos pasado lo peor desde fines de junio, cuando el precio cayó hasta 115.50, de que se ha recuperado más de 15 puntos, pero el mercado sigue débil. Ayer la bolsa de Nueva York alcanzó un nuevo alto con 131.85 y cerró con 3.60 puntos de ganancia en 131.20, rompiendo apenitas la tendencia bajista. El precio tiene que superar la resistencia de 134 y entrar a los 140s, para iniciar una nueva tendencia alcista.

Soportes: 126+, 123+, 120, 115.5, 110-111 y 100. Resistencias: 134, 140 y 149.

Se habla de otro año de déficit, pero esto ya ha sido descontado en el precio y necesitamos noticias frescas. La temperatura en Brasil es baja, pero lejos de una helada y de poner el mercado a punto de nervio. La industria sigue sin mucho interés en comprar en origen, los inventarios en los países son muy amplios, con un estimado de 32 millones de sacos. Nueva York sigue débil por la amplia disponibilidad de café, Londres es más firme por la oferta limitada de café de Vietnam e Indonesia.

El bajo arbitraje entre Nueva York (arábigo) y Londres (robusta), ayuda para la venta de los arábigos de baja calidad, pero los precios internos de Brasil son bastante firmes, los productores no sienten mucha necesidad de vender en este momento y piden más que los compradores quieren pagar. Algo de volumen en el mercado spot. La situación en Brasil es confusa en medio de la crisis económica y política. El expresidente Lula fue condenado a 9 años y medio de prisión por corrupción, pero está apelando. El actual presidente Temer está bajo investigación por corrupción, igual que muchos otros políticos.

Los precios internos de Colombia siguen altos por la escasez de café, sigue lloviendo fuertemente en muchas partes y se está a la espera de un período de sol en julio, para facilitar la floración. Los diferenciales siguen altos, pero cuesta a los exportadores cubrir el precio de reposición en el mercado interno con el precio de exportación. El foro mundial de productores de café en Medellín esta semana ha llamado mucha atención en cuanto a la sostenibilidad del sector cafetalero.

Por fin CONAB ha terminado su pesquisa de los stocks privados en Brasil. Al 31 de marzo hubieron 9.7 millones de sacos en bodegas privadas, contra 13.6 millones el año pasado. Los inventarios públicos se han bajado sensiblemente, de 1.5 millones en 2016 a 255 mil este año, con que el total bajó 5 millones de sacos a 10.1 millones, una reducción de 33%. En ocasiones anteriores hemos referido a las inconsistencias entre las cifras de CONAB entre producción, exportación, consumo e inventarios, lo mismo que con los datos de USDA y la OIC.

Las exportaciones de la temporada pasada sumaron 33 millones y el consumo doméstico se estima en 20-21 millones de sacos, para un total de 53-54 millones de sacos. Si efectivamente los inventarios se bajaron 5 millones, quiere decir que Brasil produjo 48-49 millones en la cosecha pasada. La estimación de la cosecha 2016/17 de CONAB es 51.4 millones y el promedio de todas las estimaciones 54.4 millones de sacos. Con estas cifras parece que los inventarios son mayores que los datos presentados por CONAB.

Todavía en plena cosecha las ventas de Perú están bajo presión por las ofertas de cosecha nueva de Honduras, sobre todo en cuanto a cafés certificados. En comparación con el año pasado Honduras ha aumentado las exportaciones más de 40% y a este ritmo va a terminar con un volumen de 7.1 millones de sacos exportados, contra 5.2 millones en 2015/16. Con una producción de 7.7 millones de sacos Honduras ha rebasado a la India como quinto productor a nivel mundial. Para la cosecha 2017/18 se espera otro aumento de la producción y de las exportaciones.

México va a cuadruplicar la producción de café a 15 millones de sacos en los próximos 15 años, para satisfacer la creciente demanda doméstica, anunció un representante de la secretaría de agricultura. El mayor volumen producido por México ha sido 6.2 millones en la cosecha 1999/2000, cuando era el quinto productor a nivel mundial, según datos de USDA. Debido a la roya el volumen se bajó de un promedio de 4.3 millones a 2.3 millones en el 2015/16 y para la cosecha que viene se espera producir 3.8 millones de sacos.

Vistas: 252

Sobre

© 2017   Creada por Rodolfo Carmona.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio