Progreso Network

Comentario, 10 sep Jos Algra

El rebote que esperábamos hace 15 días fue efímero. De nuevo el precio en Nueva York cayó debajo de 130 y apenas este viernes cerró de nuevo un poquito arriba, con 130.65. Igual que hace 15 días el cierre parece halagador, pero vamos a ver si de nuevo nos estamos haciendo alegres con un ratón muerto.

Soportes: 127, 122.5 y 119+. Resistencias: 131.4, 133, 144.5 y 147.25.

El Commitment of Traders report del viernes muestra que los fondos ampliaron su posición neta corta 5,293 contratos a 31,655 (futuros y opciones combinados), pero desde entonces el interés abierto ha aumentado 7,565 contratos a 208,207 (solo futuros), con nuevos largos y cobertura de cortos, haciendo el precio subir 2.80 puntos en esta semana. Esperemos el informe de la próxima semana para confirmar este cambio de los fondos.

Analistas ven positivo el cierre del viernes y señalan indicadores técnicos que apuntan a un mayor aumento del precio, como la señal de compra en el gráfico de 5 horas. La caída del dólar ante el euro y las monedas de países cafetaleros como Brasil, también genera apoyo para el precio de café. Si posición diciembre en Nueva York supera los 132.5-133, se espera que la tendencia se convierte en alcista. Veremos si se hace realidad y hasta dónde puede subir el precio antes de que los productores y exportadores comiencen a frenar el avance con la fijación de contratos. Si falla, se va a probar de nuevo el soporte de 127 y si cede, podemos bajar hasta 122.5.

Huracán Irma está causando un desastre en el Caribe y está entrando a Florida. Irma es el huracán más fuerte que se ha medido en esa región. Le sigue el huracán José, mientras Kátia esté azotando la costa este de México, que además ha sufrido el terremoto más fuerte en 100 años, con 8.2 grados, por la costa de Oaxaca y Chiapas. Chiapas es el principal estado productor de café de México, Oaxaca el número 4.

Las destrucciones esperadas en Florida hicieron subir fuertemente el precio del jugo de naranja, pero lo que mucha gente no se realiza es cómo esto está relacionado con el café también. La secuencia de huracanes en el Atlántico atrae una enorme cantidad de humedad y genera sequía fuera de su ruta, como en Brasil. Lo mismo vimos en 2010, cuando Igor, Julia y Karl estuvieron en la misma posición que Irma, José y Kátia ahora. Las zonas cafetaleras de Brasil ya estaban bastante secas, debido al fenómeno de La Niña.

El problema es que la floración comenzó muy temprano este año, debido a las fuertes lluvias a mediados de agosto, que ocasionaron una floración impresionante, pero que demanda más lluvias en las 3-4 semanas siguientes. Los pronósticos del tiempo en Brasil indican que la falta de lluvia se va a prolongar al menos 15 días hasta el 24 de septiembre.

La falta de lluvias ahora puede causar que las plantas aborten las flores y lluvia también causa que los cafetos pierden follaje y cuando vuelva a llover van a producir primero hojas antes de flores y granos de café. Esto pone en duda la cosecha récord de 60 millones de sacos que se esperaba para el año que viene y los primeros pronósticos ajustados han bajado a 50-52 millones.

Después de haberse bajado a 1.8 millones de sacos en julio, las exportaciones de café de Brasil re recuperaron a 2.6 millones en agosto. Sin embargo, se espera una baja de las exportaciones esta cosecha por la baja producción (48 millones de sacos), los problemas de calidad, el tamaño del grano y la reposición de los inventarios de los exportadores. Las exportaciones de Vietnam en agosto han bajado 5.3% en comparación con julio y 19.5% desde enero, comparado con el año pasado.

Después de una baja en las exportaciones de Colombia durante los meses de abril a junio, el volumen se ha recuperado arriba de 1 millón de sacos mensuales en julio y agosto. Faltando solo septiembre, se espera esta temporada exportar 13.4 millones de sacos, 9% más que la cosecha pasada. Honduras sigue batiendo récords, con un volumen de 7.1 millones de sacos en la temporada a agosto, casi 2 millones más que la cosecha anterior.

Una noticia que llama la atención es el creciente interés en la producción de robusta en México y Centroamérica. Se ve como una alternativa por su mayor productividad y ante los crecientes problemas causados por el cambio climático. El robusta se usa principalmente para la producción de café soluble. México importa actualmente robusta, pero quiere sustituir las importaciones con aumentar la producción de 500 mil a 3 millones de sacos. Guatemala produce 500 mil quintales (350 mil sacos) de robusta y quiere sembrar otras 150 mil hectáreas. Nicaragua, igual que otros países en la región, por mucho tiempo ha rechazado la producción de robusta, temiendo que va a afectar la imagen de producir café de alta calidad. Actualmente ya produce 320 mil quintales (147 mil sacos) en la Costa Atlántica y quiere aumentar ese volumen a 4 millones de quintales (3 millones de sacos). Recién se amplió las regiones en que se puede producir robusta con departamentos del Pacífico, donde la producción de arábigo ha caído mucho o es inexistente.

Vistas: 188

Sobre

© 2017   Creada por Rodolfo Carmona.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio