Progreso Network

Comentario, 22 ene Jos Algra

El cuadro técnico de la bolsa de Nueva York se parecía debilitando, dejando el rally sin combustible y con la amenaza de un cambio de tendencia y regresar los avances en el precio, pero el viernes recuperó fuerza y el viernes cerró con un alza de 2.45 centavos en 153.20, superando la resistencia de 153. Se ha formado y superado una segunda bandera, que generalmente significa que el precio va a subir más. Ayudó también el debilitamiento del dólar. Con esto hay esperanza que el precio de Nueva York va a llegar a la meta de 161, si supera las resistencias menores de 154 y 158+. 180 parece muy lejos todavía y hay que tener cuidado si cae debajo de 145. Soportes: 145, 142.9, 138.5 y 132.9. Resistencias: 154, 158+ y 161.

Generalmente cuando el precio de la bolsa sube es porque los especuladores están comprando y el interés abierto sube y al revés. Así el interés abierto alcanzó un nivel récord de 228,043 contratos (equivalente a 64.7 millones de sacos) el 7 de noviembre, cuando el precio alcanzó casi los 180 centavos. Después el interés abierto bajó a entre 185 y 190 mil contratos y el precio se desplomó a 133 centavos. Ahora es diferente; desde el 3 de enero el interés abierto ha bajado 16 mil contratos más, a 178,570, pero el precio está subiendo porque los fondos están liquidando posiciones cortas (11,531 desde el 3 de enero, futuros y opciones combinados). Si a esto agregan posiciones largas con la compra de contratos, podemos esperar un fuerte empuje del mercado. Vamos a ver el Commitment of Traders la próxima semana, para ver si los fondos han aumentado sus posiciones largas.

La bolsa der Londres empezó a recuperarse desde principios de diciembre, ha superado el alto de noviembre y recién rompió la resistencia de 2260 US$/TM, apoyado por los problemas de suministro de robusta. Esto ha empujado el aumento del precio de arábigo en Nueva York. Sin embargo, el viernes el avance paró, debido a que la atención cambió a Nueva York por el cierre dinámico el jueves y el aumento del precio el viernes. El mercado sigue invertido, ofreciendo descuentos en vez de premios para posiciones posteriores a marzo, por lo que los traders están a la espera y solo compran lo necesario a corto plazo.

La producción de Brasil bajará este año, pero sigue la incertidumbre hasta cuándo. Los primeros pronósticos van de 36 hasta 56 millones de sacos. Muchos productores han podado su café (esqueletamento y recepa), hasta en un 20% en algunas zonas, lo que bajará más la producción en 2017. Estos cafetos volverán a producir en 1 respectivamente 2 años. En 2018, sin embargo, se espera una súper cosecha de más de 60 millones de sacos.

CONAB publicó su primer pronóstico para la zafra 2017/18 en Brasil. De arábigo espera 35-37.9 millones de sacos y de robusta 8.6-9.6 millones, para un total de entre 43.6 y 47.5 millones de sacos contra 51.4 millones en 2016/17. El informe no tuvo impacto en el precio de mercado, que no le pone mucha importancia a los pronósticos de CONAB, que tradicionalmente son muy conservadores.

El recuento que hizo CONAB de los inventarios de robusta en Brasil arrojó un saldo de 2.14 millones de sacos. Eso es insuficiente para abastecer la industria nacional, por lo que se recomienda permitir temporalmente la importación de 1 millón de sacos durante los primeros 5 meses de 2017, hasta que arranque la nueva cosecha.

El problema con el suministro de robusta en Brasil se ilustra claramente en el cuadro de abajo. Los buenos precios en 2014 hicieron subir el volumen de exportación de robusta de 1.1-1.3 millones de sacos en 2012 y 2013 a 3.5 millones en 2014 y 4.2 millones en 2015. Los problemas con la producción en 2016, debido a la sequía sobre todo en Espírito Santo, hicieron caer las exportaciones a 580 mil sacos, según cifras de CECAFE. El robusta se utiliza normalmente sobre todo para el consumo doméstico y la producción de café soluble.

Las exportaciones de café de Brasil en general bajaron de 36-37 millones en 2014 y 2015 a 34 millones en 2016. Sin embargo, desde la baja de menos de 2 millones en julio se han mantenido arriba de 3 millones de sacos mensuales. La pregunta es cuándo las exportaciones bajan de manera estructural, a menos de 2 millones mensuales, para que se sienta en el negocio y se genere un aporte más real para el precio en Nueva York. En este momento el negocio es lento, porque hay mucha distancia entre las ideas de precio de los exportadores y de los compradores.

Las autoridades de aduana de Vietnam han confirmado esta semana que las exportaciones subieron 32.8% en 2016 a un récord de 29.7 millones de sacos. La producción se estima en 28.9 millones y el consumo doméstico en 2.6 millones, por lo que hubo un déficit de casi 3.5 millones de sacos, lo que redujo los inventarios a la mitad o unos 3-4 millones de sacos. La presión de venta y la necesidad de efectivos de parte de los productores para las fiestas Tet (año nuevo) han bajado los diferenciales. El pronóstico para Vietnam en esta temporada son 25-26 millones de sacos, mientras el consumo aumentará a 2.9 millones, por lo que será imposible alcanzar el mismo volumen de exportación en 2017.

No obstante una posible baja de la mitaca, la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia mantiene su pronóstico de 14.5 millones de sacos para esta temporada 2016/17. Sería el volumen más alto en 25 años; en 1991/92 Colombia produjo 18 millones de sacos y en 1992/93 14.9 millones. Por el momento, entre las 2 cosechas, hay poca actividad en Colombia.

En Indonesia lo poco que se ofrece en el mercado local es absorbido inmediatamente por la industria local y los precios son muy altos, por lo que los tostadores tienen la mira en Vietnam que oferta café más barato, igual que el año pasado. Según un pronóstico de Neumann en 2012 el consumo doméstico de Indonesia tienen que llegar a 7.7 millones de sacos, una duplicación en 5 años, mientras la producción baja a 10 millones de sacos o menos y quedaría poco café disponible para la exportación. Según USDA Indonesia exportaba más de 10 millones de sacos en 2013 y 2014, antes de comenzaran los problemas con el clima que bajaron la producción.

La producción de café en Etiopía aumenta por noveno año consecutivo. Se espera en esta cosecha 2016/17 un volumen de 7.2 millones de sacos y exportaciones por 4 millones de sacos. Etiopía, la cuna del café arábigo, tiene un consumo doméstico relativamente alto con una proyección de 3.2 millones de sacos para esta temporada. La noticia no tuvo ningún impacto en el mercado, que ya ha asimilado que esta cosecha habré un excedente de café arábigo y un déficit de robusta.

Vistas: 224

Sobre

© 2017   Creada por Rodolfo Carmona.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio