Progreso Network

Comentario, 18 feb Jos Algra

El precio de la bolsa de Nueva York se desplomó el viernes, bajo la presión de las ventas de origen, donde productores y exportadores esperaron hasta el último momento para fijar, apostando a una recuperación del precio, como ha pasado ya tantas veces y de nuevo han perdido. El First Notice Day es este martes 20 de febrero y los contratos se tienen que fijar antes. Posición mayo, que ahora es la principal, perdió 3.70 centavos el viernes, para cerrar en 120.45. Posición marzo perdió 3.80 centavos y cerró en 117.95, debajo del soporte de 118.30, con que corremos el peligro de caer hasta 111, el punto más bajo que vimos la última vez en enero 2016.

Soportes: 120.2 y 111. Resistencias:  123, 128, 127.9, 130.3, 133.5 y 135.

Que fue la presión de origen y no de los fondos se refleja también en la reducción del interés abierto con 18 mil contratos y en el reporte de Commitment of Traders que salió el viernes. Los fondos redujeron su posición neta corta la semana pasada con 8,864 a 47,736 contratos. Su posición neta corta más extrema fue de 58,970 contratos, hace apenas 4 semanas. Podría indicar que los fondos están cambiando su estrategia; veremos el siguiente reporte este viernes.

Terra Forte publicó su primer pronóstico de la cosecha de Brasil 2018/19. Espera un volumen de producción de 59.15 millones de sacos, 43.62 millones de arábigo y 15.53 de robusta. Con este son 6 pronósticos de la cosecha 2018/19 en Brasil, con un promedio de 19.9 millones y un rango de 54.4-65 millones de sacos. Donde las 6 fuentes coinciden es en el aumento del volumen de producción en comparación con la cosecha 2017-18: todos pronostican un aumento de 10-11 millones de sacos. Con estos datos podemos esperar un excedente en la próxima cosecha y una continuación de la presión sobre el precio de café.

Los inventarios de café al primero de febrero fueron estimados en 21.18 millones de sacos. Brasil consume y exporta en promedio cerca de 4.2 millones de sacos al mes. Eso representa una demanda acumulada de 21 millones de sacos hasta el primero de julio, cuando inicia el nuevo ciclo cafetalero y comienza a fluir el café de la cosecha nueva. Imposible satisfacer esa demanda y se puede esperar que las exportaciones se van a bajar y que los precios van a subir.

Los cafés diferenciados representaron el 21.1% de las exportaciones de Brasil en enero y se espera que ese porcentaje va a subir.

El Instituto de Café de Honduras IHCAFE reporta que los tostadores de Colombia han comenzado a importar cafés inferiores de Honduras, para satisfacer la demanda doméstica de café tostado en el país, ante la baja de la producción debido al mal tiempo. Se reporta un total de 60 mil quintales (46 mil sacos) entre agosto 2017 y enero de este año.

Colombia está importando también café de Perú, Ecuador y Brasil por este motivo. De los 120 mil sacos importados entre enero y julio 2017, 97 mil eran provenientes de Perú.

Las importaciones de café en Colombia en 2017 subieron 51.2% en comparación con las de 2016. Se espera que los problemas de abasto en Colombia se van a agravar, porque la floración para la mitaca fue seriamente afectada por las lluvias excesivas.

Los diferenciales de los cafés lavado se han puesto un poquito más firmes. Los inventarios de café en los países consumidores se han reducido en unos 3 millones, pero con unos 30 millones siguen siendo suficientes para que los tostadores sigan a la espera.

Vistas: 432

Sobre

© 2018   Creada por Rodolfo Carmona.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio