Progreso Network

Comentario, 19 de jul, Jos Algra

El rally de la semana pasada agregó más de 10 centavos al precio en Nueva York y cerró viernes con un fuerte empuje de 4.30 centavos en 161.35.

Nuevas noticias sobre un frente frío en Brasil para 20-21 de julio, aunque los metereólogos no esperan heladas, fueron el principal motivo porqué el precio brincó 4.30 centavos el viernes. Esto se monta encima de las preocupaciones por las consecuencias de la sequía para la próxima cosecha. Jueves la GCA publicó que los inventarios de café verde en Estados Unidos han bajado 18.2% comparado con junio 2020 a 5.8 millones de sacos.

La falta de contenedores en países productores de café se siente cada vez más. La relativa escasez de café robusta hizo disparar el precio en londres, que el viernes cerró en 1,767 dólares por tonelada, el precio más alto desde mediados de octubre 2018. Los problemas con el suministro de robusta ya duran todo un año y han causado que el precio haya subido del rango de 1,150 – 1,250 dólares por tonelada en julio 2020 al nivel de ahora, un aumento de 47%.

La bolsa de café robusta en Londres está invertido con los precios en contango. Normalmente posiciones posteriores tienen un premio para compensar los costos (intereses, almacenamiento, seguro) de guardar café. Ahora tienen un descuento. La razón es la escasez de café a corto plazo por falta de contenedores en países como Vietnam y Brasil, que se espera que se va a resolver en los próximos meses.

Un mercado en modo contango en lugar de backwardation normal (premios para posicion posteriores) es más difícil de manejar, porque uno no puede cubrir los costos para entregas posteriores y una estrategia con coberturas no funciona. Esto contribuye a una restricción de la oferta, que hace más agudo aún el problema.

El Elliot wave, que analizamos en el blog de 5 de julio, terminó el 8 de julio debajo de 150 en 147.65, como habíamos previsto. 147.65 se convirtió en el primer soporte, de donde partió el nuevo rally. Se puede formar un nuevo Elliot wave, cuyo primera ola de impulso apunta arriba de 165 y que eventualmente nos podría llevar arriba de 170 centavos, pero depende de lo que va a pasar en las próximas semanas.

Soportes: 147.65, 141.5 y 124.5. Resistencias: 157.3, 164.65, 168.65, 175 y 185.

Los fondos han bajado su posición neta larga con 10,676 contratos a 20,839 (futuros y opciones combinados) en la quincena anterior a martes 13 de julio, reflejando la última ola correctiva del Elliot wave. El reporte de Commitment of Traders COT del próximo martes va a mostrar que la volvieron a aumentar con el rally de la semana pasada. Los comerciantes han reducido su posición neta corta con 10,947 contratos a 99,173 en la quincena, mostrando que los tostadores han aprovechado la baja del precio anterior a la semana pasada para fijar contratos, reforzando así el piso debajo de 150 centavos, a partir de que el precio volvió a subir.

El dólar se había fortalecido ante el real brasileño, subiendo de 4.91 el 24 de junio a 5.25 el 9 de julio. La semana pasada el real se recuperó y el dólar bajó hasta 5.07, para cerrar el viernes en 5.12. El debilitamiento del real afecta al precio de café, su fortalecimiento le da soporte, porque hace menos atractivo vender café a los productores y los exportadores en Brasil. Mucho café de Brasil ha sido fijado, mucho más que en otros años, también para las próximas cosechas, lo que va a reducir la presión sobre el precio en Nueva York con fijaciones desde Brasil.

Las cifras actualizadas de Cecafé muestran que las exportaciones de café de Brasil en la temporada 2020/21 totalizaron 45.6 millones de sacos, 5.3 millones de sacos más que la temporada anterior y un nuevo récord. La combinación de la reducción de la cosecha y la falta de contenedores va a bajar el flujo de café en los próximos meses.

A la escasez de contenedores en Vietnam se agregan ahora las restricciones para el transporte interno. Debido al fuerte aumento de contagios con la variante Delta de COVID-19, todas las personas (choferes y ayudantes) tienen que mostrar que su empresa está autorizada para operar y contar con un test negativo de COVID-19 de máximo 3 días antes. Esto reduce la llegada de camiones con café a los puertos y aumenta la relativa escasez de café robusta en el mercado mundial.

Los inventarios de café verde en Estados Unidos han bajado a un nivel no visto desde noviembre 2015, pero los de la bolsa de Nueva York siguen aumentando. En octubre del año pasado llegaron a su nivel más bajo en 21 años, con 1.10 millones de sacos. El viernes los stocks certificados alcanzaron 2.19 millones; la participación de Brasil ha subido a 52.5% del total, la de Honduras ha bajado a 39.8%. El aumento de los inventarios de Nueva York no parece pesar mucho sobre el precio de café.

La rápida distribución de la variante Delta de COVID-19 a nivel mundial está afectando la recuperación de las economías. Inglaterra declaró 19 de julio “día de libertad” y eliminó todas las medidas para contener la pandemia, pero en el resto de Europa los países van en sentido contrario, están endureciendo las medidas para contener la nueva ola de contagios y muchos negocios están cerrando de nuevo. No se sabe todavía qué impacto va a tener sobre el consumo de café.

Vistas: 265

Sobre

© 2021   Creada por Rodolfo Carmona.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio