Progreso Network

Comentario, 25 de abr, Jos Algra

Cambiamos a posición julio y el precio de café en la bolsa de Nueva York entró a los 130 durante la quincena. Esta semana el precio avanzó 7.4 centavos, para cerrar en 138.5, con un máximo de 140.2, que es la primera resistencia. Es el cierre más alto en 2 meses, el piso principal se elevó 2 puntos a 122.5 con esta posición y el eje es 130.8.

El mercado está ligeramente sobrecomprado, pero los gráficos desde el de 5 horas hasta el mensual están todos en señal de compra todavía, así que hay potencial para subir más. Si rompe las resistencias de 140.2 y 142.2, entraremos en territorio no explorado desde octubre-noviembre 2016.

El soporte técnico es el principal motivo del aumento del precio de café, pero hay más factores. Continua la preocupación por la falta de lluvia en las zonas cafetaleras en Brasil y el impacto que puede tener no solo en la cosecha 2021/22, que está comenzando, sino también en la de 2022/23 el año que viene.

Apoyo para el precio hubo también por el debilitamiento del dólar, permitiendo que otras monedas se apreciaran. El dólar bajó de 5.70 reales hace 15 días a 5.47 en el cierre del viernes.

Por último, los inventarios de café verde en Estados Unidos bajaron más de 111 mil sacos a menos de 5.7 millones de sacos, el nivel más bajo desde junio 2015. Esto, en combinación con los problemas de suministro ue continuan debido a la escasez de contenedores, preocupa cada vez más.

Soportes: 130.8 (eje), 127.3, 122.5, 119.9 y 108.2. Resistencias: 140.2  y 142.2, 142.45.

Para ilustrar el problema de la falta de contenedores: El 99.2% de los barcos para contenedores que no están en mantenimiento en un astillero, está operando. Solo hay 56 barcos con una capacidad de 250 mil TEU (equivalente de contenedores de 20 pies) ociosos. Los transportistas están raspando por conseguir capacidad de cargo y la están contratando en algunos casos hasta a un año de distancia y por un múltiple de las tarifas de hace un año, a veces sin inspeccionar los barcos y hasta contratando barcos con que han tenido problemas en el pasado. Esto va a tener un impacto por mucho tiempo en la escasez de muchos productos y aumentar los costos de todas las mercancías. Nestlé y Procter & Gamble entre otros ya han aumentado sus precios.

En el caso de Brasil, la escasez no ha frenado las exportaciones de café. Según cifras de Cecafé, Brasil ha exportado 3.44 millones de sacos en marzo, contra 3.92 millones en febrero y 3.49 millones en marzo 2020. El acumulado de los últimos 12 meses son 45.75 milliones de sacos, un nuevo récord.

La quincena pasada reportamos que en el caso de Vietnam la falta de contenedores sí afecta las exportaciones, que en el primer semestre bajaron 16.6% comparado con el año pasado a 12.2 millones de sacos.

Colombia va bien con las exportaciones (+4.5%), México mejor todavía (+20.6%, según datos de la OIC), pero de toda Centroamérica hay reportes de problemas con la falta de contenedores, aunque las bajas en la exportación de café también tienen otras causas: Guatemala -14.9%, Honduras -10.8%, El Salvador -38.3%, Nicaragua -7.1%, Costa Rica -4.4%. Perú apenas está comenzando con la cosecha y el flujo de café es mínimo todavía.

Existe preocupación sobre el impacto del COVID-19 en el consumo de café, por el cierre de muchas cafeterías oficinas, etc. Las cifras publicadas por la Deutsche Kaffee Verein (asociación de café alemana) DKV dan aliento en este sentido. El consumo de café creció 1.5% en 2020. En café de filtro, que representa el 50% del consumo, el crecimiento fue 0.5%, cápsulas 4%, pastillas 6%, café soluble 5%, soluble con aditivos como leche 7% y grano entero 26%.

Alemania es con 10.1 millones de sacos el principal consumidor de café en Europa, donde se consume un total de 55 millones de sacos. Alemania se caracteriza por el alto porcentaje del consumo en casa. 88% del café se vende por canales minoristas y solo el 12% en el sector de foodservice, por lo que el cierre de cafeterías, restaurantes, oficinas, etc. no ha afectado mucho el consumo en general como en otros países. El consumo de café fuera de casa bajó 23% y el consumo en casa creció 11% en 2020.

En otros países el consumo de café fuera de casa es más importante. El promedio en Europa es 22% del consumo y en el Reino Unido el 32%, por lo que las medidas del lockdown (confinamiento) por la pandemia impactan más en el consumo de café.

El aumento del consumo de café en grano, que ahora representa el 37% del consumo en casa en Alemania y que es de mejor calidad y más caro que el tradicional café de filtro, confirma estudios que hice el año pasado sobre el mercado de café aleman y el impacto del COVID-19 en la industria de café: El consumidor confinado está llevando la experiencia de la cafetería que no puede visitar a su casa.

El aumento del consumo de café en casa por COVID-19 ha permitido a Nestlé el mejor aumento de ventas trimestrales en una década, aunque tuvo que ver también con el aumento de los precios con 1.2%, para compensar el aumento en las materias primas.

Las ventas en el primer trimestre aumentaron 7.7% de manera orgánica (corregidas por fluctuaciones en las monedas, adquisiciones y desinversiones), contra una expectativa de +3.3% entre los analistas. Las ventas incluyen las con la marca de Starbucks que distribuye Nestlé y para que pagó 7 mil millones de dólares en 2018.

El E-commerce (ventas en línea) creció 40% a un sexto de las ventas totales, sobre todo por los productos de Nespresso. Nespresso va a aumentar la capacidad de producción y distribución para responder a la creciente demanda a nivel internacional.

La pregunta es si Nestlé va a poder sostener este crecimiento cuando se termina el lockdown, como se ha comenzado a hacer gradualmente en muchos países, y la gente vuelve a consumir más fuera de casa.

Se ha descubierto una nueva variedad de café en Sierra Leona, África Occidental, llamada Coffea stenophylla (de hoja angosta). Según el estudio que se hizo esta variedad crece en zonas más bajas y calientes, como robusta, pero tiene cualidades en taza parecidas al arábigo.

Este café ya se conocía desde hace 2 siglos, pero se dejó de cultivar en los años 20 del siglo pasado y no se había vuelto a ver desde 1954 hasta que en 2018 se volvió a descubrir en Sierra Leona. Coffea stenophylla tolera temperaturas hasta 6 grados más altas que el arábigo (18-22oC), resiste sequías y es parcialmente resistente a la roya. Los científicos consideran que su cultivo es económicamente viable y se considera una alternativa para arábigo, cuyo cultivo está bajo la presión del cambio climático.

Vistas: 391

Sobre

© 2021   Creada por Rodolfo Carmona.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio