Progreso Network

Comentario, 24 jun Jos Algra

El precio de Nueva York se sigue resbalando rumbo a 111 y 100. Esta semana cayó debajo de 115 brevemente y luego apenas se recuperó hasta 116.95 el viernes, pero con el peligro de que se convierta en un bear flag (bandera bajista) que aceleraría la baja del precio.

Empezó el verano en el hemisferio norte, el negocio se afloja en esta temporada, la gente toma cerveza y no café viendo el futbol, los tostadores están en la línea de banda, viendo qué pasa y los fondos han aumentado su posición neta corta de nuevo, a 60,409 contratos. La cosecha en Brasil ya entró en pleno apogeo.

Este mercado no tiene compostura, a no ser que se dé una helada en Brasil ahora o una nueva sequía cuando comienza la floración en septiembre y cuando los tostadores regresan de vacaciones.

Soportes: 115, 113, 111, 108 y 100. Resistencias: 118.5, 119.9, 128.2, 130 y 139.5.

En Brasil la cosecha avanza lentamente. La huelga de transporte ha retrasado el proceso, las exportaciones de café en mayo cayeron 11.3% comparado con el año pasao, pero también afectó el transporte de combustible, equipos, etc., que se necesitan para cosechar y procesar el café. Según Safras & Mercado el avance de la cosecha es del 31%, 49% en conilones y 25% en arábigos.

Las fuertes fluctuaciones en la tasa de cambio han causado mucha incertidumbre en el mercado local y entre los exportadores y han bajado el ritmo de ventas. Hay demanda desde el exterior para los cafés naturales, pero el precio que se pide en el mercado local está 10-20 centavos arriba de lo que quieren pagar los exportadores y los compradores en el exterior.

En Vietnam hay un 15-20% de la cosecha sin vender se estima. La industria está bien cubierta y se niega a pagar los precios pedidos por los exportadores. La lluvias de mayo y junio prometen una buena cosecha en 2018/19, que según USDA llegará a casi 30 millones de sacos.

En Colombia las lluvias por fin están cesando y la cosecha en el sur va en aumento. El dólar ha subido arriba de 2,900 pesos, compensando en parte la baja del precio en Nueva York, pero el precio interno sigue firme por el poco flujo, aunque las cifras de la federación indican otra cosa, como señalamos hace 15 días en este blog. El negocio es limitado, pero constante a +18 para Excelso y la venta de cafés certificados está creciendo.

En Centroamérica hay poco que reportar, solo un poco de movimiento de stocklots, sobre todo de Honduras. Honduras sigue con los retrasos en los embarques, por problemas de falta de capacidad y ha puesto obstáculos para el tránsito de café de los países vecinos, como Nicaragua, para embarcar en Puerto cortés.

Nicaragua no ha podido exportar todavía todo el café, por los tranques debido al conflicto interno, que hacen imposible el transporte de beneficio al puerto de Corinto en varias regiones. La producción de café podría bajarse 25% debido a problemas con las lluvias y la falta de mano de obra para la recolección.

En Perú la cosecha avanza bien y la calidad del café es buena, pero el negocio sigue lento, porque hay una brecha de 2-4 centavos entre el precio que se pide y lo que los compradores están dispuestos a pagar.

El informe semestral sobre la oferta y demanda de café en la temporada 2018/19 del servicio de exterior del departamento de agricultura de Estado Unidos, FAS USDA, salió el 15 de junio. Como habíamos anunciado en el blog del 10 de junio, se pronostica un excedente considerable: 8 millones de sacos. La producción alcanzará un récord 171.2 millones de sacos, un aumento de 11.3 millones comparado con la cosecha pasada. El consumo aumentará 4.6 millones a 163.2 millones de sacos (ver https://apps.fas.usda.gov/psdonline/circulars/coffee.pdf). El pronóstico de FAS USDA influyeron en la baja del precio en Nueva York y se espera que el excedente prolongará la presión sobre el precio hasta en 2019.

Un día antes, es decir el 14 de junio, se publicó el Coffee Barometer 2018. Con esta serie se ha estado monitoreando el estado de la industria de café, con énfasis en el tema de la sostenibilidad, desde 2009. La principal conclusión es que mientras las grandes empresas invierten miles de millones en adquisiciones y fusiones para expandir su participación de mercado, la producción de café en el campo está bajo amenaza por todos lados. De los 200 millones de dólares que genera el mercado de café a nivel de minorista, solo el 10% va a los países productores, donde los productores lo tienen que compartir con comerciantes, gobiernos (impuestos) y otros.

Los inversionistas gastan miles de millones en adquisiciones y fusiones de empresas de café, pero la producción de café en origen está amenazada por todos lados. Esto va a impactar negativamente la creación de valor en el futuro a lo largo de la cadena. Sin grandes esfuerzos para adaptar la producción al cambio climático, aumentar la transparencia en la cadena de valor y mejorar las condiciones a nivel de finca, la producción mundial no podrá seguir el ritmo de la creciente demanda, que alcanzará los 300 millones de sacos en 2050. Las grandes empresas están basando la expansión de sus imperios en terrenos movedizos. Para ver más: https://hivos.org/news/coffee-barometer-2018-giant-coffee-sector-ha...

El servicio meteorológico de Australia advierte que en el último trimestre de 2018 va a surgir de nuevo el fenómeno de El Niño.

Vistas: 460

Respuestas a esta discusión

¡Alerta! La bolsa de Nueva York rompió el piso de 111 hoy y sigue bajando. El siguiente nivel de soporte es 100.

RSS

Sobre

© 2019   Creada por Rodolfo Carmona.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio