Progreso Network

Comentario, 4 mar Jos Algra

Después de las peripecias debajo de 120, el aumento del precio miércoles y jueves hasta 123.95 creó optimismo. Se formó una pequeña bandera alcista y el gráfico diario estaba a punto de dar una señal de compra (el de 5 horas ya la dio el jueves), el volumen mostró cierta fortaleza y el interés abierto estuvo en aumento. Sin embargo, el rally se abortó pronto por la caída del precio el viernes con 1.75 puntos, cerrando en 122.20. La baja el viernes se considera una corrección técnica del alza de miércoles-jueves.

Soportes: 120, 118.5, 116.5 y 111. Resistencias:  123, 126.5, 128, 130.3, 133.5 y 135.

El interés abierto combinado del reporte Commitment of Traders de esta semana muestra un aumento de 15,519 a 266,317 contratos. Los comerciales aumentaron sus posiciones cortas (fijación por parte de exportadores y productores) en 7,689 contratos y sus posiciones largas (fijación de los tostadores) en 3,558 contratos. Esto antes del rally de miércoles-jueves. Los fondos redujeron su posición neta corta 5,199 contratos a 53,355.

Los inventarios certificados de robusta en la bolsa de Londres se han bajado a 1.48 millones de sacos al 28 de febrero, contra 2.74 millones hace un año. Los inventarios certificados de arábigo en la bolsa de Nueva York al contrario han incrementado de 1.33 millones en febrero 2017 a 1.90 millones en febrero 2018, pero también han comenzado a bajar desde diciembre, cuando alcanzaron 1.97 millones de sacos.

Los inventarios de café verde en Estados Unidos también van a la baja. Alcanzaron su nivel máximo con 7.4 millones de sacos en julio 2017 y alcanzaron 6.6 millones a enero 2018. Los inventarios de Europa son más difíciles de estimar por publicarse solo información parcial, pero se estima en 13.5 millones de sacos a noviembre, contra 15.3 millones en julio 2017, una baja de 1.8 millones de sacos. Los stock de Japón alcanzaron su nivel máximo de 3.4 millones durante varios meses en 2017 y han bajado a 3 millones en enero 2018.

Las exportaciones de café de Brasil bajaron 11% a 2.32 millones de sacos y datos preliminares de febrero indican que bajaron más a 2.25 millones. El negocio va lento, pero se está mejorando ligeramente. Los productores no están urgidos de vender, la cosecha fue baja, los exportadores tienen poco café y los diferenciales se mantienen firmes, pero los compradores no quieren ceder y prefieren abastecerse de los inventarios en los países consumidores, donde el café es más barato.

Así los tostadores de Estados Unidos están comprando spot café robusta vendido a la bolsa de Londres en 2014-15, almacenado en Amberes, Bélgica, porque les sale más barato y tiene un descuento por añejo. El robusta tipo conilón de Brasil no les gusta mucho a los tostadores europeos para sus mezclas, por eso se ha quedado almacenado.

La industria local en Brasil está regresando a la compra de robusta, después de 2 años de problemas de abasto. Los remanentes de la cosecha 2016/17 (¿quién dijo que no había nada de café robusta?) son ofrecidos a precios atractivos y la producción de robusta en esta cosecha se ha recuperado en gran parte de los 2 años de sequía.

En Vietnam las festividades por el año nuevo Tet terminaron esta semana. Poco interés de los compradores en comprar en origen, pero el mercado spot en Europa estuvo muy activo. Las exportaciones de octubre a febrero bajaron 6.7% en comparación con el año pasado. El negocio en Vietnam se reactivará a partir del lunes.

En Colombia sigue la preocupación por las excesivas lluvias, que ya han afectado la floración para la mitaca en el último trimestre de 2017 y que pueden afectar ahora la floración para la cosecha principal. Falta un mes para que comience la mitaca, que va a ser baja este año y se estima que la producción total de la cosecha podría bajar hasta 13.4 millones de sacos, contra 14.6 millones la cosecha pasada. Los exportadores están guardando café de la cosecha principal, para poder surtir a los clientes. Los precios internos y los diferenciales se mantienen firmes, vendedores y compradores distan unos puntos en sus ideas de precios, pero el interés de los compradores va en aumento.

Indonesia repitió en febrero el comportamiento de enero: un desplome de las exportaciones de 67% en comparación con el año anterior. Ya reportamos en el boletín pasado que los exportadores estiman que la producción podría bajar hasta 8.3 millones de sacos, debido al exceso de lluvia en buena parte. A comparación, la estimación de cosecha de USDA para Indonesia es de 10.9 millones de sacos.

El IHCAFE de Honduras reporta que la producción podría terminar 400 mil de sacos debajo de su estimación original de 7.7 millones; el clima no ayuda y falta mano de obra. Los exportadores ya están muy cortos y ahora ofertan con cautela, por el temor de incumplir contratos. Los precios internos y los diferenciales se mantienen firmes, la demanda de calidades inferiores es fuerte ante la falta de ofertas de Brasil.

Vistas: 167

Sobre

© 2018   Creada por Rodolfo Carmona.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio