Progreso Network

Comentario, 8 ene Jos Algra

Después de los días oscuros de noviembre y diciembre parece que la bolsa de Nueva York quiso comenzar el año con ánimo. El soporte de 133 aguantó y el rebote elevó el precio hasta 145. Si rompe la resistencia de 145, podemos esperar un intento de entrar de nuevo a los 160s. El gráfico diario está por dar una señal de compra; el de 5 horas ya la dio el miércoles 4 de enero. El debilitamiento del dólar y compras relacionadas al rebalancing de los fondos dieron apoyo al precio de café. Sin embargo, el viernes se paró el avance y el precio no logró salir del rango de 140-145, donde se quedó atrapado gran parte de diciembre también, y cerró a la baja en 142.85, lo que podría ser una primera indicación que este rally ha terminado. Si rompe el soporte de 139, vamos a regresar a 133, lo más probable. Soportes: 140.5-138.5, 133, 128, 126 y 119. Resistencias: 145, 154, 157.5 y 161.

Los fondos han liquidado más contratos y están 5,104 neto largos, comparado con los 58,960 el 8 de noviembre, antes de que se desplomara el precio. Se puede interpretar como una señal de debilitamiento o como una oportunidad para volver a apostar al café, depende desde qué ángulo uno lo analiza. Estamos entrando también a la época de rebalancing, donde los fondos analizan las perspectivas de los diferentes mercados financieros, para reordenar sus portfolios, o sea dónde parece más lucrativo apostar.

Noviembre y diciembre fueron decepcionantes para el café, pero sobre todo el año 2016 el precio de Nueva York subió 8% y el de Londres ¡un impresionante 40%! Las materias primas en general han recuperado terreno en 2016, con un aumento promedio de 11%.

El dólar se ha debilitado, lo que ha dado apoyo a los precios de las materias primas en general. Tiene que ver con el acta de la última reunión de la FED (banco central de Estados Unidos) que salió el miércoles y en que algunos miembros expresan su preocupación por la economía y las dudas creadas por el nuevo gobierno de Trump. Las cifras del crecimiento del empleo en Estados Unidos en diciembre, que se publicaron el viernes, mostraron un crecimiento, pero menor a los pronosticado, lo que le resta fortaleza al dólar.

Muchos productores y exportadores ya han vendido y fijado una buena parte de su café y la baja de los precios en noviembre y diciembre ha bajado el ritmo de las fijaciones (sobre todo en Brasil suelen fijar un buen volumen a futuro), mientras los tostadores parecen haber aprovechado la baja para vender y fijar, lo que da cierto soporte al precio.

La oferta y demanda interna en Brasil sigue siendo estrecha, con altos precios y el aumento de los diferenciales está bajando mucho las ventas hacia el exterior. Los cafetales en Espírito Santo, el principal estado productor de robusta en Brasil, han sufrido estrés por la falta de lluvia en los últimos 15 días, lo que aumentará el problema de suministro con la nueva cosecha.

En Colombia se produjeron 14.2 millones de sacos en 2016, igual que en 2015, pero hay poco movimiento interno ahora, se espera una baja de la mitaca y los diferenciales se aumentaron. Los diferenciales para el café en México y Centroamérica están mucho más bajos que el año pasado, lo que los hace más atractivos. Honduras ya ha vendido más del 40% de la cosecha, que se espera va a romper récord; los diferenciales reportados para HG ep van de -2.5 a +1.

Vamos a ver qué pasará en las próximas 2 semanas con los mercados, si Trump trae más sorpresas antes de su inauguración como presidente el viernes 20 de enero.

Vistas: 22

© 2017   Creada por Progreso Network.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio