Progreso Network

Comentario, 21 de jun, Jos Algra

El precio de café en la bolsa de Nueva York salió se mantuvo en la banda de 95-10 durente la quincena, cerrando el viernes en 95.90. No hubieron mayores cambios en lo fundamental y lo técnico y los indicadores siguen dando una fuerte señal de venta.

Los fondos siguen aumentando su apuesta a una baja del precio, han aumentado su posición neta corta a 24,253 contratos. Poca esperanza para una mejora del precio en el corto plazo.

Soportes: 94.6, 92 y 87.6. Resistencias: 101.1, 110 y 114.

El servicio del exterior del departamento de agricultura de Estados Unidos FAS USDA publicó el reporte semestral de Vietnam y sobre la oferta y demanda a nivel mundial. La estimación de cosecha 2019/20 en Vietnam se bajó en casi 1 millón de sacos a 31.3 millones y el pronóstico para 2020/21 son 30.2 millones.

A nivel mundial FAS USDA espera un aumento de la producción de 9.1 millones a 176.1 millones de sacos, un nuevo récord, sobre todo debido el aumento en Brasil. El consumo aumentará de 163.8 a 166.3 millones, resultando en un excedente de 9.1 millones de sacos. Los inventarios de final de la cosecha aumentarán a 41.5 millones y pesarán sobre el precio hasta en 2022. Son cifras muy similares a los que publicamos el 7 de junio, donde encuentran más detalles por país: http://progresonetwork.ning.com/group/analisisprecioscafe/forum/top...

El informe de FAS USDA se encuentra aquí: https://apps.fas.usda.gov/psdonline/circulars/coffee.pdf

Según la Organización Mundial de Salud, la pandemia se está acelerando, sobre todo en los páises del hemisferio sur: Latinoamérica, África y el sur de Asia. En Estados Unidos se está acelerando de nuevo. En Europa se está levantando el confinamiento gradualmente, pero frecentemente surgen nuevos brotes.

La reapertura de bares, restaurantes, etc. va a aumentar el consumo de café fuera de casa, pero estamos lejos de alcanzar los niveles de antes en el consumo, Las medidas para guardar distancia implican que los locales puede recibir menos clientes, mucha gente se siente inhibida todavía a salir y mucho personal sigue trabajando desde su casa.

Se estima que vacunas y medicinas para combatir el covid-19 van a estar listas lo más temprando hasta inicio del año que viene y luego tomará tiempo para producir suficientes dosis y vacunar toda la población. Tendremos que convivir con el virus al menos un año más y mucha gente ya se está desesperando ahora. Si se logra controlar el virus, no sabemos cuándo va a surgir el siguiente.

El impacto en la economía se va a sentir durante años y muchas cosas van a cambiar para siempre. El temor es que el consumo de café saldrá afectado en los próximos años. También a nivel de producción y de la logística el café tendrá problemas. Lo que más resalta es la falta de mano de obra por no poder mover y emplear de la misma manera los trabajadores, principalmente en época de cosecha y sobre todo en Colombia, Perú y Centroamérica.

Si esto va para largo, hay que ver qué innovaciones se pueden introducir y si se puede convertir la crisis en una oportunidad para el futuro. En muchos sectores ya se está haciendo, toca también en el café.

En Brasil la cosecha va avanzando, pero las ventas se están bajando. Productores y exportadores esperan una mayor devaluación del real, ahora que el Banco Central ha bajado la tasa de interés. Los tostadores están a la espera, porque los diferenciales siguen muy firmes.

En Vietnam las lluvias han mejorado y se está bajando la preocupación por el impacto de la prolongada sequía y la reducción de las reservas de agua para riego. La situación en el mercado local es parecida a la de Brasil, poco movimiento, productores esperando una mejora del precio, diferenciales firmes.

En Colombia hay noticias de falta de mano de obra para la recolección del café. Igual que en Costa Rica los productores están tratando de contratar grupos locales de trabajadores que han perdido su empleo, para sustituir a los cortadores tradicionales. Fuertes lluvias en departamentos importantes de Huila, Antioquia y Santander están afectando el proceso. Los diferenciales se mantienen altos.

En Indonesia poca oferta de café en el mercado local y los tostadores le ganan a los exportadores en las compras y los diferenciales están subiendo.

En Perú la cosecha está en pleno apogeo, pero los productores están guardando su café, esperando una mejora del precio. El negocio se concentra en los cafés certificados y de mejores precios.

En Centroamérica el énfasis del negocio ha cambiado a la siguiente cosecha e igual que en Perú, el enfoque está en los café certificados y especiales, diferenciales firmes.

Vistas: 269

Sobre

© 2020   Creada por Rodolfo Carmona.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio