Progreso Network

Comentario, 22 jul Jos Algra

La tendencia sigue inclinándose fuertemente a la baja. El alivio este viernes vino del mercado de las monedas, donde el real se fortaleció 1.6% ante el dólar, gracias a la alianza política que apoya el candidato a la presidencia de centro derecha en Brasil. El precio en Nueva York subió 1.85 centavos el viernes, para cerrar en 110.65. Un cambio de la tendencia requiere que Nueva York supere la resistencia de 112.4/112.8, para luego atacar los 115 y poner a prueba la resistencia de 118.5. 107+ ha resultado ser un soporte firme esta semana, pero si el precio no logra superar la resistencia de 112+, se puede esperar que de nuevo va a probar el piso de 107 y si cede, buscar los 100 centavos. La última vez que Nueva York tocó los 100 centavos fue el 27 de julio 2006. Desde entonces el nivel más bajo ha sido 105.80 los días 9 y 10 de diciembre 2013.

Soportes: 106.9 y 100. Resistencias: 112.4/112.8, 115.8, 118.5, 124.5 y 128.2

La posición neta corta de los fondos batió un récord con 86,413 contratos en rojo, 11,965 más que la semana anterior. La diferencia con el 8 de noviembre 2016 (el día en que Trump fue electo como presidente de Estados Unidos), cuando inició la tendencia actual, son 145,373 contratos. Esto equivale a la venta virtual de 41.2 millones de sacos, adicional a la venta en físico, 25% de la producción mundial. El interés abierto también alcanzó un récord, futuros y opciones combinados sumaron 360,712 contratos, equivalente a 102 millones de sacos de café en físico.

Se espera que el aumento del precio jueves y sobre todo viernes ha obligado a los fondos hacer cobertura de cortos, lo que se podrá averiguar la próxima semana. Los comerciales han aumentado sus posiciones largas, un indicador que los tostadores han estado fijando sus contratos, antes de irse de vacaciones, considerando que se ha tocado fondo con el precio actual, lo que sería una señal positiva.

Brasil lleva un avance de la cosecha de 61% al 17 de julio, reporta Safras & Mercado. Esto equivale a 36.9 millones de sacos, de los 60.5 millones que la agencia estima que se va a recolectar este año. En 2017 a estas fechas se había levantado el 65% de la cosecha. Las exportaciones se habían caído a 1.7 millones de sacos en mayo, pero en junio se han recuperado a 2.5 millones. En toda la temporada 2017/18 se ha exportado 30.2 millones de sacos, contra 33 millones en la cosecha 2016/17

Vietnam ha exportado 2.6 millones de sacos, con que el acumulado de octubre a junio son 22.3 millones, 8% más que el año pasado. A septiembre se proyecta un total de 27 millones de sacos, contra 25.6 millones la cosecha pasada.

Colombia ha exportado 9.5 millones de sacos de octubre a junio, una reducción de 6.7% en comparación con 2017. El total proyectado a septiembre son 13 millones de sacos, medio millón menos que la cosecha pasada. Las cifras de FNC sobre producción y exportaciones son cuestionadas por analistas.

Las exportaciones de robusta de Sumatra, la principal isla productora de café de Indonesia, han bajado 74% comparado con 2017 a 200 mil sacos desde que inició la temporada en abril. Esto genera dudas sobre el pronóstico de FAS USDA que la producción aumentará medio millón de sacos a 11.1 millones y las exportaciones de 8 a 8.3 millones en esta temporada.

Las exportaciones de Honduras al 20 de julio suman 6.3 millones de sacos, 116 mil menos que por estas fechas en 2017, pero se estima que hay todavía mucho café, que ha quedado en bodega por los retrasos con los embarques.

En Nicaragua los embarques se han retomado, después de que se quitaron los “tranques”, bloqueos de las carretas que impedían la circulación del transporte. Al 30 de junio se había exportado 1.9 millones de sacos, 87% del total estimado de 2.1 millones esta cosecha. En 2016/17 Nicaragua exportó 2.3 millones de sacos.

JAB Holding (dueño de Jacobs Douwe Egberts y Keurig Dr. Pepper entre otros) y Nestlé andan detrás de Illycaffè, pero la familia que es dueña de la empresa ha rechazado los avances de los 2 pretendientes. Illycaffè, tostador de origen italiano que opera en 140 países parece buscar un nuevo socio financiero, pero sin querer perder el control sobre la empresa.

Keurig, después de separarse de Coca Cola, regresó al mundo de las bebidas gaseosas, incorporando Dr. Pepper. Nestlé recién hizo un convenio con Starbucks, pagando 7.2 mil millones de dólares para adquirir el derecho de vender productos con la marca de Starbucks a nivel mundial, pero sin aparecer con su nombre en los productos, para no crear la impresión de que Starbucks fue absorbido por Nestlé. Nestlé y JAB Holding, de la familia Reimann, han creado imperios con la adquisición de muchas empresas y marcas y están librando una batalla para ver quién es el líder en el mercado de café. (si quieren saber más sobre el tema lean https://hivos.org/sites/default/files/coffee_barometer_2018.pdf.)

Vistas: 437

Respuestas a esta discusión

CRISIS DE SUMINISTROS DE CAFÉ                                                                                       julio 18-2018

Por: Pedro Echavarría E   pechavarriaegmail.com

Los muy bajos precios de venta del grano de café, a niveles de pérdida, amenazan la producción en mayor grado que cualquier plaga o inclemencia climática y esto se debe a la equivocada información de oferta y demanda al mercado. La desinformación al mercado está matando, como en la fábula de Esopo, “La Gallina de los Huevos de Oro” que en este caso son los cultivadores de café.

La Organización internacional del café –ICO- y el departamento de agricultura de los Estados Unidos –USDA-, vienen suministrando una información que contiene proyecciones sobre-dimensionadas de cosechas y sub-estimación en los consumos. Estos últimos crecen realmente a un 1,9% anual como lo comprueba la comparación de exportaciones netas y las variaciones de inventarios.

Esta des-información ha estimulado a los fondos especuladores a la venta de 126.800 contratos cortos a futuro (90.000 netos en julio 24- 20118), equivalente a 37 millones de sacos de 60 kilos, generando una violenta caída de los precios a valores inferiores a US$1,10 la libra, muy por debajo de los costos de producción generando gigantescas pérdidas y miseria a los cultivadores y consecuentemente deterioro grave a los cultivos.

La realidad es que producción de café viene siendo deficitaria para las últimas cuatro cosechas, incluida la actual 2017-18, y seguramente la proyección del promedio de las dos futuras. Así lo demuestran los casi inexistentes inventarios en los países productores y las continuas reducciones en los de los países importadores.

Las estadísticas y proyecciones de las mencionadas instituciones, así como de otros analistas tienen graves deficiencias al no considerar importaciones que ejecutan países productores para procesar y re-exportar o para disminuir costos de sus consumos internos, como tampoco contabiliza a China quien produce 2 millones de sacos de calidad arábiga e importa 4 millones de café robusta.

La cosecha 2017-18, fundamentada en exportaciones netas y juego de inventarios, fue realmente de 156,7 millones de sacos frente a consumos de 162,9 millones, con déficit de 6.2 millones.

Igualmente el USDA proyecta la próxima cosecha 2018-19 sobre-estimándola en 171 millones advirtiendo un superávit de 8 millones de sacos. Esta proyección considera una inexistente producción de 2 millones de sacos en Malasia y sobre-estima la de otros países. Previas estas correcciones, superiores a cuatro millones, se concluye una cosecha real de solo 166,3 millones. De otra parte el USDA subestima los consumos al afirmar 163 millones cuando la realidad serán 165,7 millones, lo que daría un precario equilibrio.

Además, falta ver que Brasil cumpla con el pronóstico de 60 millones de sacos en la actual cosecha 2018-19 y sobre la cual hasta julio 17 presenta un porcentaje de recolección 5 % menor comparada con los promedios históricos, lo cual podría ser en realidad una menor cosecha y efecto de la fuerte sequía en 2017.

Si se tiene en cuenta que el año sub-siguiente 2019-20 se tiene cosecha bi-anual “baja” en Brasil, el mercado mundial de café proyecta un gigantesco déficit de oferta para ese año sin ningún inventario para soportarlo. Este podría agravarse con inclemencias climáticas, cada día más frecuentes, como se vislumbra con el niño del año entrante en Asia donde Indonesia y Vietnam producen el 35% del total mundial y el 70% de las calidades Robusta o con las potenciales reducciones de productividad en las plantaciones por los malos mantenimientos y envejecimiento de estas.

La conclusión ampliamente fundamentada es que el mundo afrontará graves déficits de suministro de café en el presente y aún mayor en el futuro y los precios tendrán que incrementarse en el corto plazo. Igualmente estos incrementos de precios se soportaran por la obligada recompra de los contratos vendidos por los fondos para tomar “utilidades” al mismo tiempo que los tostadores compran su físico en un mercado estrecho de suministros. Es solo cuestión de tiempo.

 

 

 

RSS

Sobre

© 2019   Creada por Rodolfo Carmona.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio