Progreso Network

Comentario, 12 nov Jos Algra

El precio de Nueva York subió hasta un máximo de 176 posición diciembre y 179.55 posición marzo, el día de las elecciones en Estados Unidos, 8 de noviembre, el nivel más alto desde el 16 de enero 2015. Desde la apertura en la madrugada las cosas cambiaron y entramos a una montaña rusa. Los especuladores, nerviosos por los resultados de las elecciones, empezaron a vender sus posiciones largas y el precio entró en caída libre, perdiendo casi 7 puntos.

Miércoles 9 e inicialmente en la madrugada del jueves 10 el mercado se recuperó y se tenía la expectativa que el precio iba a seguir subiendo 2.40 después de recuperarse del susto de las elecciones, pero resultó ser un dead cat bounce (rebote de gato muerto), es decir una recuperación temporal debido a que los especuladores estuvieron comprando para cubrir sus posiciones. El jueves 10 la caída siguió y el viernes 11 el mercado cerró en 159.35 respectivamente 163.10. Una baja de más de casi 15 puntos en esta semana. Si rompe el soporte de 158.5, corremos el riesgo de regresar al borde inferior de la Banda de Bollinger: 152.95.

Soportes: 158.5, 155, 148 y 137.5. Resistencias: 165.5, 175-176 y 185. Con esto nos despedimos de la posición diciembre; el roleo a marzo tardó, pero ahora el interés de ambas es igual y a partir de ahora marzo va a tener más importancia. Las opciones diciembre expiraron el viernes y el First Notice Day es el próximo 21 de noviembre.

Nada bueno nos trajo la victoria de Trump, al menos para el precio de café. Pero hubo otro ganador: la volatilidad. Al día siguiente de las elecciones el indicador de volatilidad VIX alcanzó un récord de 43.53% de aumento en un día, muy superior a cualquier otro indicador. Los mercados financieros reaccionaron con pánico, pero pronto se recuperaron y cerraron con ganancia, ante el tono conciliatorio de Trump y su promesa de inyectar mucho dinero en mejorar la infraestructura etc., lo que va a estimular la economía, al menos en el corto y mediano plazo. no dijo cómo lo va a financiar, pero si se combina con la promesa de bajar los impuestos (los ricos como Trump mismo ya casi no pagan impuestos) se va a incrementar enormemente la deuda del gobierno, que ya es gigantesca y prácticamente impagable; será problemas para los hijos y nietos de Trump y el resto de Estados Unidos. Cuánto tiempo va a durar el optimismo en los mercados financieros está por verse, pero podemos esperar mucha incertidumbre y volatilidad en los meses que vienen.

En el corto plazo la tendencia en el café parece estar a la baja. Aparte de las elecciones influye mucho la depreciación de las monedas de los países productores ante el dólar, que de alguna manera está ligada al resultado de las elecciones en Estados Unidos, particularmente en el caso de México. También el real brasileño está bajo presión; en 2 días el tipo de cambio subió de 3.22 hasta 3.49, para cerrar el viernes en 3.39, la mayor devaluación en 5 años. Todavía no hemos llegado a los 4.20, como en octubre 2015 y enero de este año, pero la devaluación del real y de otras monedas presionan sobre el precio de café.

Presión sobre el precio vino también del vencimiento de las opciones este viernes, generando muchas liquidaciones de posiciones y contribuyendo a la reducción del interés abierto.

El interés abierto subió 23 sesiones consecutivas de 183,944 el 6 de octubre hasta 228,043 este lunes, que es el nivel más alto en la historia de la bolsa de Nueva York, pero comenzó a bajar a partir del martes y el jueves estuvo en 219,624. Una clara indicación que los fondos han comenzado a bajar sus posiciones largas. Datos más precisos sobre la posición de los diferentes operadores todavía no han sido publicados todavía. El reporte COT se publicará hasta el lunes esta vez.

Aparte de la devaluación del real vino presión de Brasil sobre el precio en Nueva York por los altos niveles de ventas de inventarios viejos de CONAB y de ventas a futuro en la bolsa de Nueva York, que excedieron las expectativas de los traders. Las ventas no del físico sino de contratos a futuro por parte de Brasil genera no solo presión sobre el precio, sino también sobre la liquidez en Nueva York por los márgenes que hay que pagar con el precio en alza.

ECOM publicó su pronóstico de cosecha 2017/18 en Brasil. 43 millones de sacos de arábigos y 13 millones de robusta, para un total de 56 millones. La estimación de ECOM para esta temporada es de 60 millones, 48.1 millones de arábigo y 11.9 millones de robusta, con carry over stocks de 6 millones de sacos. ECOM siempre está entre los pronósticos más altos. Para comparar, PROCAFÉ (siempre de los más bajos) pronostica una producción entre 36 y 41 millones de sacos, 28-32 millones de arábicos y 8-9 millones de robusta, Cooxupé espera 37-38 millones de arábigo y Cooabriel 8.5 millones de robusta.

El consumo doméstico de Brasil de noviembre a octubre subió 3.4% de 20.5 a 21.2 millones de sacos según un informe de la asociación de tostadores ABIC.

La agencia Agrimoney publicó un análisis sobre la producción de robusta en los 3 principales países productores en los ciclos 2015/16 y 2016/17 y el balance entre oferta y demanda de arábigo y robusta a nivel mundial en ambos ciclos. Vietnam, Brasil e Indonesia bajarán la producción de robusta de 54.55 a 45.63 millones de sacos este ciclo, una reducción de 8.92 millones. El excedente de arábigo subirá este ciclo de 0.38 a 2.58 millones, pero el déficit de robusta aumentará de 1.77 a 6.79 millones de sacos. Entre arábigo y robusta el déficit acumulado de los 2 ciclos son 5.6 millones de sacos.

Vistas: 198

© 2017   Creada por Progreso Network.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio