Progreso Network

Comentario, 6 de dic, Jos Algra

Otra semana con extremos. El lunes el precio de la bolsa tocó 229.65 como mínimo y 246.90, para cerrar en 233.00. Un rango de 17.25 centavos en un solo día, volatilidad en extremo y de alto riesgo para fijar contratos. Jueves y viernes al precio le dieron otro jalón y la semana cerró con una ganancia de 10.35 centavos de ganancia en 243.35.

Como hemos explicado en los blogs de 21 y 7 de noviembre, Nagual en Coffee Traders Forum proyectó con el Ascending Triangle, que el precio precio podía subir hasta 250 centavos. Casi se llegó a ese nivel, alcanzando un máximo de 248.20 centavos el 24 de noviembre y seguimos con esa misma proyección, se podría inclusive superar los 250 centavos.

El precio de robusta en Londres ha llegado también a su nivel más alto en más de 10 años, superando el viernes los 2,300 dólares por tonelada. Pocas veces el precio de robusta supera el precio mínimo Fairtrade de 2,227 USD/TM (101 cts/lb). Detrás del alza del precio de robusta sigue sobre todo la falta de suministro de Vietnam.

Soportes: 229.25-229.65, 219.5 (area de ruptura y soporte), 191.3, 182, 178.1 y 174.5. Resistencias: 248.20, 253 y ¿?

El interés abierto está bajando, más de 47 mil contratos a 266 mil en un mes en futuros y más de 52 mil contratos a 336 mil entre futuros y opciones combinados. Parecía un indicador que el mercado está perdiendo fuerza, pero el alza de jueves y viernes lo parece negar.

Los fondos siguen muy largos con más de 47 mil contratos netos (equivalente a 13.5 millones de sacos), pero han bajado cortos y largos. Los comerciantes han aumentado posiciones cortas y sobre todo largas, que indica que los tostadores han aprovechado la baja del precio hacia 230 centavos para fijar contratos, lo que da más fortaleza al precio. Con el alza del precio jueves y viernes se espera que los fondos volvieron a agregar posiciones largas en la segunda mitad de la semana. Lo veremos en el nuevo reporte de Commitment of Traders este viernes.

FAS USDA ha publicado también el informes semestral sobre oferta y demanda de café en Brasil. Las cifras de producción para 2021/22 quedan igual a los de junio: arábigo baja de 49.7 a 35 millones de sacos, robusta sube de 20.2 a 21.3 millones, total una baja de 13.6 millones de sacos o -19.5% a 56.3 millones. 

Entre Brasil, Vietnam, Colombia e India la producción y las exportaciones bajarán 11.7 millones de sacos, mientras el consumo aumenta 1.8 millones de sacos, según el reporte de junio, un cambio total entre oferta y demanda de -13.5 millones. En la temporada 2020/21 hubo una excedente de 12.7 millones de sacos según USDA. A la reducción de la oferta se agregan la falta de contenedores y los problemas con la logística, que van a seguir en los próximos meses se espera. Cooxupé, la cooperativa cafetalera más grande de Brasil y del mundo, anunció que va a exportar al menos 100 mil sacos de café en big bags de mil kilos en barcos de cargo a granel (bulk), por la falta de contenedores.

Las exportaciones de Brasil han bajado a 2.7 millones de sacos en noviembre, según datos preliminares de Cecafé, 43% menos que en noviembre 2020. Las exportaciones de Vietnam del ciclo 2020/21 bajaron 9% a 24.8 millones de sacos, por la falta de contenedores y las restricciones por el lockdown, lo que implica que quedó mucho café sin exportar. USDA estima los carry over stock de Vietnam en 3.8 millones de sacos y estima que van a subir a 6.6 millones.

Los problemas de suministro ayudan al alza del precio, pero la pregunta es cuando los flujos comerciales se estabilizan y se sueltan los inventarios en origen para ser exportados, qué impacto va a tener sobre el precio de café.

También está la incógnita sobre el impacto de la pandemia en el consumo. Hace unos meses parecía que poco a poco los países se estaban saliendo de la crisis de COVID-19 y doquiera se estaba flexibilizando y hasta levantando el lockdown. Parece que fue demasiado rápido, porque los contagios han aumentado enormemente en los últimos meses, más entrando en invierno en el hemisferio norte, cuando la gente se encierra más y las infexiones bronquiales se proliferan más fácilmente.

A eso se suma la nueva variante Omicron, que salió de Sudáfrica y que está desplazando rápidamente a la variante Delta, que ya estaba causando tantos estragos y bajando la efectividad de las vacunas. Vamos a ver qué efecto van a tener las nuevas medidas de contención sobre el consumo de café.

Vistas: 252

Sobre

© 2022   Creada por Rodolfo Carmona.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio