Progreso Network

Comentario, 28 de mar, Jos Algra

El intento de hacer subir el precio a los 140s topó en 135.7, después de que siguió una serie de bajas. La tendencia bajista topó a su vez en el margen inferior de la Banda de Bollinger y el promedio móvil de 100 días, para rebotar en 125.2. Viernes hubo una recuperación del precio y mayo cerró en 128.50.

Ayudó el bloqueo del canal de Suez por un barco gigante, avarado en una tempestad de arena. Por el canal de Súez pasan casi todas las exportaciones de café de Vietnam, Indonesia e India a Europa.

Es de esperar que en los próximos días y semanas este movimiento ondular sigue y la pregunta es si se topa de nuevo en 135 o se va a volver a intentar de romper la resistencia de 140.

Soportes: 125.2, 122.1, 118.3, 116.4, 115.6 y 106.6. Resistencias: 133.8, 135.7, 140.5  y 142.5.

La casa comercial de Wolthers ajustó su pronóstico de la cosecha 2021/22 en Brasil de 56.7 millones de sacos a 50.8 millones. Argumenta que las matas de café estaban tan estresadas por la falta de humedad, que muchos productores decidieron podar 15-20% de los cafetos en vez del nivel habitual de 10%, por lo que el rendimiento bajará aún más. El promedio de los pronósticos de cosecha 2021/22 en Brasil está en 52.9 millones de sacos. Con un consumo doméstico de 22-23 millones de sacos, exportaciones de 40-45 millones carry over stocks de 5.3 millones, significa un déficit de 4 a 10 millones de sacos.

Al contrario de otros analistas, que opinan que la cosecha 2022/23 va a estar comprometida también por la sequía del año pasado, Wolthers dice que 2022/23 va a ser una cosecha “muy buena”, con una producción de entre 68 y 70 millones de sacos, gracias al nivel de poda que aplicaron los productores. Ayudados por un real débil, los productores “están actuando bien en términos de manejo, sostenibilidad y económicamente y están invirtiendo más en sus fincas.”

La autoridades brasileñas hicieron varias redadas e hicieron una serie de arrestos en un operativo contra empresas de café acusadas de evasión de impuestos por 700 millones de reales (125 millones de dólares). La mayoría de las empresas es del estado de Paraná, pero operan a nivel nacional. Se desconoce el impacto que esto va a tener sobre la industria, pero no parece afectar el flujo del café.

El banco central de Brasil aumentó los tipos de interés en 75 puntos básicos el 17 de marzo y se espera que los aumentará otros 75 puntos en su próxima reunión el 5 de mayo. La intención es contener la inflación y fortalecer el real, que se ha debilitado mucho en los últimos meses. La cotización del dólar subió de 5.03 reales el 11 de diciembre a 5.88 el 9 de marzo y está en 5.76 ahora. Un real débil hace atractivo vender café en dólares en el mercado internacional y genera presión sobre el precio de café en la bolsa de Nueva York.

La lentitud en la vacunación en varios países europeos ha contribuido al fuerte aumento de los contagios por COVID-19. Influye mucho que la variante inglesa está desplazando a la original de Wuhan. Esa variante es más contagiosa, por lo que el factor de reproducción está bastante por encima de 1 otra vez y se están llenando los hospitales de nuevo. Los gobiernos reaccionan con imponer medidas de confinamiento más estrictas, pero las protestas en contra de las medidas van también en aumento y muchas autoridades locales están relajándolas.

El resultado es una confusión y hay mucha incertidumbre sobre cuándo se van a volver a abrir los restaurantes, cafeterías, oficinas, escuelas, etc., para volver a hacer crecer el consumo de café.

JDE Peet’s, con 12.2 millones de sacos el segundo tostador de café más grande del mundo, después de Nestlé, vió caer sus ventas en 4.2% el año pasado, porque el impacto del cierre de cafeterías etc. superó el aumento del consumo de café en el hogar. En lo que va del año el consumo ha bajado 0.2%. JDE Peet’s tiene la mayor parte de sus ventas en Europa. Firmó una alianza con J.M. Smucker, el número 3 a nivel mundial con 6 millones de sacos, para el desarrollo de productos y la producción de café líquido (para cápsulas); Smucker va a cerrar su planta en Suffolk, Estados Unidos, en 2022.

En Estados Unidos la situación es diferente a Europa y la vacunación avanza más rápido. Además, muchos estados hacen caso omiso al gobierno de Biden y están flexibilizando las medidas, permitiendo a los negocios a volver a abrir. Se está empezando a implementar un paquete lanzado por el gobierno de Biden de 1,900 mil millones de dólares (eso son 11 ceros) para reactivar la economía. El valor de las acciones de Starbucks aumentó 91% comparado con hace un año.

El transporte marítimo en contenedores ha tenido problemas desde que Estados Unidos comenzó una guerra comercial con China y la Unión Europea en 2019, que afectó los flujos comerciales. La situación empeoró con la pandemia de COVID-19, que interrumpió aún más el comercio mundial y por las medidas en los puertos, que afectan las maniobras, causando retrasos. Sobre todo en Brasil y Vietnam los problemas de escasez son agudos. Ahora se agregó otro problema.

El Ever Given, un barco de contenedores que iba de Taiwán a Rotterdam, se embancó en el canal de Súez y está bloqueando el paso. Sábado ya habían 300 barcos en ambas partes del canal haciendo fila, sin poder pasar. Una alternativa es dar la vuelta por el continente de África, que toma 8-9 días extra.

El canal de Súez se escavó en 1859-1869 en Egipto, para conectar el Mediterráneo con el Mar Rojo y así reducir la distancia de Asia a Europa en 6,500 kilómetros. En 2020 pasaron casi 19 mil barcos por el canal, 52 por día. Eso representa 12% del comercio mundial, un estimado de 64 millones de contenedores, mercancía con un valor de 9.6 mil millones de dólares por día o 400 millones por hora.

Sacar a flote un barco gigante como Ever Given, de 400 m de largo y 220,000 TM y que puede llevar 18.300 contenedores con mil millones de dólares en cargo, puede tomar días o semanas se temía, pero este domingo se logró mover el barco 30 grados, con la ayuda de 15 remolcadores, después de dragar 20 mil toneladas de arena. Eso da esperanza que pronto se va a elminar el bloqueo.

Para ponerlo en contexto, en 18.300 contenedores caben casi 5 millones de sacos, más de lo que produce y exporta Perú en una cosecha.

Retrasos como este pueden causar escasez de productos que pueden hacer subir los precios, como el petróleo para cuya producción el medio oriente es vital y de que mucho se transporte por el canal de Súez.

En estados Unidos los problemas con el suministro de café, debido a la escasez de contenedores a nivel mundial, ya se están sintiendo. Los inventarios de café verde en Estados Unidos han bajado de 7.06 millones de sacos en junio 2020 a 5.79 millones en febrero 2021, el nivel más bajo desde junio 2015. Hay preocupación por lo que viene, con un fuerte déficit en la nueva cosecha en Brasil y la esperanza de una recuperación del crecimiento del consumo en la segunda parte de 2021. Los costos de los tostadores por las tarifas del transporte marítimo[1]. Ya se aumentaron los precio al por mayor y pronto van a pasar el aumento al consumidor en el minoreo.

Una noticia de otra índole. El fenómeno de La Niña está surgiendo de nuevo y amenaza con causar fuertes problemas en países como Argentina y Brasil. El impacto podria ser igual de fuerte como en 2007-2009.

[1] La tarifa de un contenedor de Vietnam a Europa subió de 1,200 – 1,500 dólares por contenedor de 20 pies hace 1 año a 7 mil dólares en enero.

Vistas: 777

Sobre

© 2021   Creada por Rodolfo Carmona.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio