Progreso Network

Comentario, 2 de sep Jos Algra

Como anunciamos en el blog del 18 de agosto, el precio de la bolsa de Nueva York cayó a 100 centavos el 20 de agosto y la primera posición (septiembre) cayó varios centavos abajo. El viernes la principal posición diciembre cerró en 101.80. Seguimos en el limbo si el mercado por fin ha tocado fondo. Hasta el momento el soporte de 100 ha aguantado, pero está bajo mucha presión de los especuladores. Si el piso de 100 cede, entramos en caída libre que nos puede bajar el precio hasta 70 centavos. Se está formando una nueva bandera bajista parece, que es mala señal. La esperanza de que el precio rompa las resistencias de 105.8 y 108 se está yendo con los días.

Soportes: 100, 93.5, 84.5 y 70. Resistencias: 105.8, 108, 111/113-111, 119.5, 125 y 133

Tenemos que regresar 12 años en el tiempo, hasta septiembre 2006, para ver un precio debajo de los 100 centavos. Surgen los recuerdos de los años noventa y dos mil, cuando hubieron 5-7 largos años de crisis del precio del café. Todavía no hemos llegado a los 40-50 centavos como en 1992 y en 2002, pero si corregimos los 100 centavos por la inflación acumulada, el precio corregido por inflación (80% desde 1992, 40% desde 2002) es de 55.5 centavos respectivamente 71.4 centavos.

Varios gobiernos de países productores, como de Colombia, Brasil, Honduras y Guatemala han expresado su preocupación, han hecho un llamado a la industria de tomar su responsabilidad y están analizando medidas para ayudar a los productores de sus respectivos países.

Es dudoso que el mercado va a reaccionar y corregirse. Desde que se eliminó el International Coffee Agreement, con su sistema de cuotas de exportación en 1989, todos los intentos de superar la crisis con medidas políticas han fallado. Los tostadores ya han hecho sus compras, aprovechando los bajos precios, y no se espera que sus fijaciones de contratos van a ayudar a mejorar el precio de la bolsa. Quedan los fondos, los grandes especuladores que siguen manteniendo una posición neta corta de más de 100 mil contratos, empujando el precio cada vez más hacia abajo.

Por qué lo hacen no queda nada claro. Que en Brasil están levantando una cosecha récord de más de 60 millones, lo sabemos desde hace meses, igual que Vietnam puede producir más de 30 millones en la próxima cosecha que está por comenzar y que va a haber una producción global de más de 170 millones de sacos en 2018, hasta 12.5 millones de sacos más que el consumo, hemos podido leer desde al menos junio (USDA). Y no es solo el café que sufre del bajo precio. Las materias primas en general han bajado, como se puede ver en el siguiente gráfico que compara el precio de café con el índice CCI (Continuous Commodity Index, ahora conocido como Equal Weight Commodity Index, una canasta de 17 materias primas):

Y tenemos la devaluación del real brasileño que afecta el precio del café, por aumentar la presión de venta de parte de los exportadores de Brasil:

¿Qué queda para sobrevivir esta nueva crisis en marcha?

Los compradores de cafés especiales argumentan que pagan precios muy por encima del promedio, pero es un volumen limitado, solo compran la crema de la cosecha, no todos los productores tienen la suerte de producir café de mucha altura y la mayor parte del café, también de arábigos lavados de alta calidad, se sigue vendiendo contra la bolsa de Nueva York.

Tenemos el precio mínimo Fairtrade (160 para convencional y 190 para orgánico) que es de gran ayuda para productores en este tiempo, pero son no más de 3.6 millones de sacos y los productores certificados Fairtrade producen 3 veces más café. Certificaciones que no atienden el problema del precio para cubrir los costos, como Utz y Rainforest, no pueden seguir afirmando que son sostenibles. Si los tostadores y los consumidores quieren seguir disfrutando un buen café y permitir que 20 millones de cafetaleros con sus familias vivan una vida digna, van a tener que pagar un precio justo.

Coca Cola acaba de adquirir la cadena de cafeterías Costa Coffee del Reino Unido por 5.1 mil millones de dólares. Recién Nestlé invirtió 7.1 mil millones para adquirir el derecho de vender productos con la marca de Starbucks a nivel mundial con su red de distribución. JAB Holding compró por miles de millones a Jacobs, Douwe Egberts, Keurig y recientemente Dr. Pepper. Dinero no falta.

Coffee Barometer 2018

Vistas: 808

Respuestas a esta discusión

Comentario, 5 de sep Jos Algra

Ayer se formó un hammer (martillo), que es un doji de la escuela de candelas japonesas. Un martillo es una candela en una tendencia bajista y es señal de una posible inversión de la tendencia. Un martillo tiene un cuerpo corto y un wick (pelo o sombra) hacia abajo de al menos el doble del cuerpo. Se interpreta de la siguiente manera: Después de la apertura los fondos que están cortos hacen bajar más el precio, pero durante el día les ganan los compradores y hacen cerrar el precio muy cerca de la apertura (arriba o abajo). Es importante que en días siguientes el precio cierra más arriba para confirmar el cambio y eso es lo que se ha dado hoy, que cerró en 103.80, contra 101.45. Ahora hay que ver si el precio supera el promedio móvil de 20 días (104.85) y de 100 días (117.60), para ver hasta dónde puede llegar. ¡Ojalá por fin!

RSS

Sobre

© 2019   Creada por Rodolfo Carmona.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio