Progreso Network

Comentario, 22 de mar, Jos Algra

Después de que el precio de café en la bolsa de Nueva York colapsara 2 veces en 15 días, subió de manera espectacular en 3 días de 102.60 a 119.70. Además es un mercado flat, es decir las primeras posiciones están más o menos al mismo nivel de precio y en algún momento estuvo invertido (descuentos para posiciones posteriores). Cierres: mayo 119.70, julio 119.75, septiembre 120.10, diciembre 120.95, donde normalmente hay 2-3 centavos de diferencia entre las posiciones.

Con esto el mercado está expresando la incertidumbre sobre el suministro de café a corto plazo. Para el comercio la falta de premios para posiciones posteriores es difícil de manejar por no poder recuperar sus costos por cargar con el café durante algún tiempo.

La iminente amenaza de falta de suministro ya había disparado los diferenciales, como reportamos en el blog pasado y los diferenciales se mantienen firmes (http://progresonetwork.ning.com/forum/topics/mucha-tensi-n-1?groupU...).

Hasta qué nivel el precio va a subir y por cuánto tiempo es muy incierto y la alta volatilidad del precio de la bolsa aumenta mucho el riesgo.

Soportes: 105, 102.5, 98 y 87.6. Resistencias: 122.5, 127.5 y 135.

La incertidumbre en los mercados financieros hizo que el real brasileño se disparara hasta arriba de 5.20, aumentando la presión de venta, pero el viernes bajó a 5.06, aliviando la presión sobre el precio del café. El dólar ante el peso colombiano se disparó hasta 4,187, para luego consolidarse en 4,079.96, ayudando también la recuperación del precio en Nueva York.

En el corto plazo el coronavirus genera mucha incertidumbre sobre el suministro de café. De por sí ya había una falta de oferta de muchos orígenes, que hizo disparar los diferenciales en las últimas semanas. A eso se agregan ahora varios factores: El comercio a nivel mundial ya había sido afectado por las guerras comerciales de Estado Unidos con China, Europa y otros países y por la incertidumbre sobre la economía mundial en general. A eso se agrega ahora la perspectiva de una recesión económica causada por el virus. En China, la segunda economía a nivel mundial detrás de Estados Unidos con 18% del producto bruto, la producción ha bajado 13.5% y el consumo 20.5%.

Una de las consecuencias es que se reduce mucho el comercio y con eso el movimiento de contenedores, que puede causar una escasez de contenedores para la exportación. El problema se aumenta porque muchos países productores han declarado muchas restricciones o un lock down (cierre total de actividades). Las maniobras en puerto, el transporte y el procesamiento también pueden afectar las exportaciones.

Varias casas comerciales han cerrado sus oficinas y algunas han pedido ya no mandar muestras de preembarque para su aprobación. Incertidumbre también en cuanto a la cláusula de presentar un certificado de libre de glifosato antes del embarque en el caso de café orgánico. Hasta cuándo los laboratorios van a estar abiertos para hacer los test.

Varios productores han expresado su preocupación por los trabajadores para levantar la cosecha. Las restricciones impuestas por las autoridades en cuanto a la libre circulación y la conglomeración de la gente en grupos, así como el miedo de los mismos trabajadores de viajar y trabajar en grupo, puede afectar seriamente la disponibilidad de mano de obra para la recolección.

En el corto plazo hay preocupación por el suministro de café. A mediano – largo plazo el impacto es incierto y puede variar de un país a otro. Los países donde un alto porcentaje del consumo de café se realiza en cafeterías, van a sufrir una reducción del consumo. Los países donde domina el consumo en casa, el acaparamiento de productos de consumo (curioso que en todos los países el producto más acaparado es el papel higiénico) aumenta la demanda en el corto plazo y el confinamiento en casa, voluntario o obligatorio, puede aumentar el consumo, mientras duren las restricciones.

El colapso del real ha aumentado mucho la venta de café, tanto de la cosecha actual, como de la cosecha 2020/21. Tostadores locales andan detrás de café baratos ofreciendo 400-410 BRL/saco (60 cts/lb), pero las cooperativas han vendido volúmenes grandes a 480-500 BRL/saco (75 cts/lb), indicando la escasez de café hasta iniciar la cosecha nueva. Los primeros granos se han recolectado en Rondonia, el segundo estado productor de robusta de Brasil. El resto inicia en el transcurso de abril.

Entre sindicatos, autoridades portuarias y las autoridades, se ha acordado un esquema de mantener funcionando el puerto de Santos, el principal del país, entre rumores sobre el cierre del puerto por el coronavirus.

Vietnam ha cerrado las escuelas desde el año nuevo TET hasta el 5 de abril, visados para extranjeros han sido suspendidos por 15-30 días y reuniones grandes han sido canceladas. Las exportaciones de febrero alcanzaron 2.9 millones de sacos, 20% más que enero, 51% más que enero 2019 y muy superior al estimado inicial de 2.5 millones de parte de las autoridades. La floración ha sido excelente, prometiendo un buen volumen para la cosecha que viene.

En Colombia el precio interno de FNC ha alcanzado 1.25 millones de pesos el viernes, un precio nunca visto antes, tampoco en 2011 cuando el precio de NY superó los 300 centavos. Esto gracias al tipo de cambio de 4,121.39 que manejó FNC el viernes. No obstante, no tuvo impacto casi en el flujo del café. Algunas zonas comenzaron a recolectar la cosecha de mitaca, pero falta un mes para que el país está en plena cosecha. Huila, el primer departamento en producción de café, reporta una excelente floración y espera cosechar un buen volumen.

En Honduras se está a la espera de la nueva estimación de cosecha de IHCAFE. La cosecha pasada se produjo 7.3 millones de sacos, Para esta cosecha se esperaba una baja a 6.5 millones de sacos, pero hay estimaciones de una baja de 25% a 5.5 millones de sacos. El bajo precio, el endeudamiento de los productores, la falta de mano de obra y el clima adverso se juntaron para tumbar el volumen. El contrabando de café a los países vecinos y sobre todo Guatemala y México, continúa. La cosecha se ha terminado prácticamente y las ofertas desde Honduras son casi nulas. Después de haber subido de +6 en enero a +24 hace 2 semanas, se habla ahora de un diferencial de hasta +40 para un HG.

Costa Rica tuvo una caída de 15% en la producción la cosecha pasada a 1.7 millones de fanegas la cosecha pasada (1.3 millones de sacos, el volumen más bajo en 40 años). Para esta cosecha se espera un aumento de 12% a 1.9 millones de fanegas (1.5 millones de sacos). El precio de exportación se mantiene firme y aumentó 7% de un promedio de 190 dólares por quintal de 46 kg la cosecha pasada, a un promedio de 203 dólares en esta.

Vistas: 390

Sobre

© 2020   Creada por Rodolfo Carmona.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio